Selling Sunset – Sunset : La milla de oro – Serie Netflix – Crítica – Un entretenido placer culpable sobre el mundo de las inmobiliarias y las casas de lujo

AAAABT16ZNN0dWfPsb5XS9eoAfoc1VmvOuzBEsyRLXIuP7LJjBB1lZ9lIH-2DFUe1EXQeJild2Q9JEmyri_MtEUH5IjCTf-3zvqMpMfh-Gm1Tt6P7AgUFU9sdnk2ESUyyg

Mi novela Verano Rojo ya a la venta

Crítica de la temporada dos aquí

Crítica de la temporada tres aquí

Crítica Million Dollar Beach House

Netflix es una plataforma con una oferta muy variada. Tienes desde producciones estrenadas hace un tiempo (aunque ésta es una asignatura pendiente, ya que otras plataformas les ganan por goleada) hasta estrenos exclusivos, como películas y series (algunas mejores que otras, todo sea dicho), así como documentales (aquí suelen estar más acertados) y programas de reality, de esos de los que te avergüenzas de comenzar a ver pero que son rabiosamente entretenidos, siendo placeres culpables a los que es imposible decir que no. El producto que nos ocupa es uno de ellos.

Supe de esta serie por el simple hecho de que en breves se estrenará su segunda temporada y Netflix ya la está promocionando, por lo que investigué un poco al respecto y me sentí al instante irremediablemente atraído por su propuesta, que no es otra que mostrarnos la compra-venta de casas de lujo en Los Ángeles. He estado durante demasiado tiempo en el lugar del comprador, y aunque acabé un poco saturado (por decirlo de forma fina) con el asunto, es innegable que el mundo de las inmobiliarias y las casas me atrae, y más si estas últimas son de lujo (cómo nos gusta ponernos los dientes largos).

descarga

La serie se compone de ocho episodios (lo que ya es un acierto) de menos de cuarenta minutos cada uno (más de lo mismo), siendo una producción distendida y que se deja ver sin muchos problemas, superando holgadamente a otros productos similares, los cuales se abandonan antes de tiempo porque no tienen la suficiente garra. Afortunadamente, no es el caso del producto que nos ocupa.

Aquí se nos cuenta el día a día de una inmobiliaria de Los Ángeles dirigida por dos hermanos gemelos (que no pintan absolutamente nada en la serie, a no ser algún momento puntual, por mucho póster que quieran ocupar) y con seis empleadas con el objetivo de vender lujosas casas de ensueño, a precios astronómicos, y así llevarse una jugosa comisión, que al final es de lo que viven (y como pueden mantener sus altos niveles de vida, todo sea dicho).

66053707-e699-4f74-b18f-d03925bd5b06-screen-shot-2019-04-19-at-21028-pm

Pero eso no es todo, ya que también se centran en sus vivencias y choques personales, ya que obviamente surgen las envidias y las confusiones, generándose polémicas en cada episodio para entretenimiento del espectador. No obstante, quizás este punto sea lo más criticable de la serie, ya que creo que cuando más fascina y más da en el clavo es cuando se centran en enseñar las casas y negociar con los clientes o los vendedores, siendo un mundo apasionante.

No digo que el programa no deba tener un poco de salseo, pero a veces es mejor diversificar las cosas, ya que las broncas se comen por completo el objetivo principal de la serie, centrándose demasiado sus responsables en los dramas personales de algunas de las protagonistas y en sus problemas entre ellas. Y es que no me interesan en absoluto las relaciones que tienen con sus parejas (algunas bochornosas, otras se quedan en tierra de nadie), cosa de la que se abusa sin miramiento alguno, restando al conjunto. Unos minutos vale, pero vemos menos casas de las esperadas en esta telenovela sobre inmobiliarias.

Screen-Shot-2019-04-01-at-1.11.25-PM

En cuanto a las protagonistas, se agradece que no hayan puesto a personajes huecos (como suele suceder en producciones de este tipo) y tengamos a personas con algo que decir y que son auténticas mujeres de negocios, siendo algunas más que brillantes, aunque otras no tanto. La protagonista es un cliché con patas, ya que es la nueva y demasiado pavita, notándose que los creadores del show quieren que empaticemos con ella a la fuerza, siendo en realidad uno de los personajes más flojos, por mucho que se pretenda lo contrario.

En cuanto al resto, hay algunas más que interesantes y que ocupan menos minutos de los deseados, siendo eclipsadas (por caprichos del guion) por personas más polémicas y viscerales, que buscan el conflicto a cada minuto, siendo un recurso demasiado forzado, la verdad. No obstante, prácticamente todas dan la talla y mantienen la serie en pie, ya que si tiene que ser por los personajes masculinos (madre mía el novio sosainas de una de ellas…) nos bajaríamos de esto lo antes posible.

dd43e1b3-4038-480e-9f25-443ff728605d-screen-shot-2019-04-19-at-115337-am

Y bueno, si por algo destaca el programa (y motivo principal por el que he visionado sus ocho primeros episodios y me aventuraré con su segunda entrega) es por el tema inmobiliario. Al fin y al cabo, no deja de ser un programa de negocios bastante entretenido, donde los culebrones tampoco molestan como en otras propuestas bastante menos logradas, y que se deja ver sin que nos sintamos realmente estúpidos, lo cual ya es mucho.

No es ninguna maravilla, pero cumple su objetivo principal, que no es otro que entretener. Veremos qué nos depara la segunda temporada con ese final digno de… una telenovela. Lo dicho, no engaña a nadie. Un placer culpable para pasar el rato.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: