Hombre muerto no sabe vivir – Crítica – Un reparto de lujo en un efectivo y violento thriller de mafiosos

Seguramente no tengáis ni idea de qué película es ‘Hombre muerto no sabe vivir’, y no me extraña. Thriller español que tuvo un paupérrimo recorrido en salas, tampoco ha tenido suerte en las plataformas, siendo completamente ignorada por el gran público. Por otro lado, las tibias críticas tampoco han ayudado mucho. Yo tenía claro que le debía una oportunidad, ya fuese por su premisa, su género o, simplemente, por estar protagonizada por el siempre fascinante Antonio Dechent, eterno secundario que aquí carga con el peso de la propuesta, y no puedo estar más feliz por ello, porque se lo merece. Dicho todo esto, puedo adelantar que estamos ante un efectivo y violento (quizás demasiado) thriller de mafiosos, que sin ser ninguna maravilla, cumple su cometido, y en el que destaca su espléndido reparto. Pero mejor ir por partes.

Ezekiel Montes se encarga de la dirección y el guion, por lo que podemos señalarle como máximo responsable de la producción. Se notan sus referencias (de Tarantino a Scorsese, y puede que un poco de la visceralidad de ‘Juego de Tronos’), ofreciendo una historia con gusto patrio, pero en la que se detecta una acertada ambición, haciendo guiños constantes al cine clásico. Los críticos profesional han hablado de irregularidad y caos a la hora de valorar el conjunto, y les puedo entender, ya que quizás el guion necesitaba depurarse un poco más, pero de lo que estoy seguro es de que no me he aburrido en sus casi dos horas de metraje.

Montes tiene las cosas claras, con una serie de escenas, diálogos y personajes que no dejan indiferente, componiendo una historia de mafiosos de las de toda la vida, pero sin que ello le reste valor al conjunto final. Sí, esto suena a ya visto y el guionista navega por lugares comunes, pero lo hace con soltura y siendo consciente, por lo que nada que objetar, señoría. Por otro lado, se puede intuir el reducido presupuesto (más que nada por la inexistente promoción del producto), pero Montes ha aprovechado cada céntimo, ya que técnicamente la película está a la altura de las circunstancias. Eso sí, que nadie espere grandes alardes ni escenas de acción impactantes (para eso tenéis la recomendable y explosiva ‘Xtremo’), porque aquí estamos ante un thriller más preocupado en las traiciones, que no en la acción, y de ahí que al clímax le falte garra. No obstante, buena labor tras las cámaras de Montes.

Y llegado a este punto, hay que hablar de un tema tan necesario como polémico, que no es otro que el del uso de la violencia en la cinta, tan descarnado como incómodo. Es indudable que Montes era plenamente consciente de lo que estaba haciendo, y ha hecho lo que le ha dado la gana, demostrando valentía, pero no negaré que hay momentos en la cinta que quizás pequen de excesivos. ¿Era necesaria tanta violencia extrema? Pues será a gusto del consumidor (los amantes del gore están de enhorabuena), pero me extraña que esta propuesta no esté levantando ampollas, porque hay algunas escenas que tela… Y hasta aquí puedo leer, no recomendando la película a estómagos débiles. Lo mejor es que te informes antes de darle una oportunidad, porque quizás te lleves una desagradable (y sangrienta) sorpresa.

Y bueno, creo que esta cinta no sería lo mismo sin el estupendo reparto con el que ha contado Montes. Ya era hora de que le dieran un papel protagonista al gran Antonio Dechent, ya que es uno de los intérpretes más peculiares y convincentes del panorama español. Aquí nos regala un trabajo contenido y magnético, aprovechando el gran personaje que le han dado, y ofreciendo un recital impecable. Más papeles protagónicos para este buen hombre, por favor, porque la película no sería lo mismo sin su presencia. En cuanto a los secundarios, el reparto está repleto de rostros conocidos, como es el caso de un anecdótico pero sentido Paco Tous, unos convincentes Nacho Novo y Juanma Lara, o unos sorprendentes Manuel de Blas y Rubén Ochandiano, entre otros. Todos cumplen, agradeciendo los interesantes personajes que les han dado.

En conclusión, ‘Hombre muerto no sabe vivir’ no pasará a la historia del cine español, pero tampoco me parece justo el poco caso que se le ha hecho, pasando totalmente desapercibida para los espectadores, cuando tiene los suficientes elementos (reparto, dirección, intenciones, diálogos) como para tenerla en cuenta. Sin embargo, creo que si se hubiesen desmelenado un poco más, y se hubiesen tomado en serio un poco menos, habría quedado algo más redondo, pero es mi humilde opinión. Dicho esto, a mí me ha entretenido, y eso para mí es mucho, aunque me queda el sentimiento agridulce de que, con algunos cambios, podría haber sido algo más, porque la ambición está ahí. Me quedo con que da lo que promete, además de contar con una impresionante actuación de Dechent que ya merece el visionado. Nada más que añadir.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: