El instituto – Stephen King – Libro – Crítica – La nueva novela de King es tan entretenida como intrascendente

4654384.jpg-r_640_360-f_jpg-q_x-xxyxx.jpg

No he leído muchas novelas de Stephen King, lo reconozco. No obstante, por un impulso ajeno a mi persona, he decidido adquirir y leer su última novela, titulada El Instituto, sobre un centro donde tienen recluidos a unos niños con capacidades especiales. Y hasta aquí conviene leer.

Hablamos de más de seiscientas páginas en una novela que combina la ciencia ficción con el thriller (que nadie espere terror, porque no lo hay). Es una combinación cuya originalidad brilla por su ausencia, ya que se ha mostrado en infinidad de obras, y es que nadie puede decir que haya innovación o interés en ofrecer algo nuevo en lo último del maestro del horror.

Hay ecos de Stranger Things (que reconozco que no era el colmo de la originalidad y también bebía de muchas otras fuentes) y de infinidad de películas y series que nos han llegado en los últimos años o que ya existían, haciendo que la novela no tenga nada auténtico o genuino.

Cierto es que King hace referencias y guiños a otras obras populares de su vasta bibliografía, pero su nuevo libro no tiene identidad ni carácter, como si estuvieses ante un thriller entretenido y correcto, bastante previsible, que no aburre pero que se olvidará bien pronto. Y es que El instituto es un pasatiempo que cumple su objetivo pero no transciende, ya que me da que el bueno de Stephen lo ha escrito con el piloto automático pensando más en el jugoso cheque que no en otra cosa.

También creo que es excesivamente largo, ya que uno de los grandes males del autor es el relleno innecesario y como abusa de las descripciones, ya que un acontecimiento que debería ocupar un capítulo abarca cuatro o cinco, y luego para el clímax lo resuelve todo de forma atropellada y corta, como si quisiera finalizar cuanto antes.

Hay un poco de eso en la novela, pero el epílogo lo compensa. Es algo que siempre se le ha criticado a King, como nos recuerda la secuela de IT, pero afortunadamente tampoco ofrece un final mediocre y sale algo airoso en esta ocasión, a pesar de que tendría que haberse enfocado más en el enfrentamiento final y no en los paisajes.

En cuanto a los personajes (como suele suceder) hay algunos que destacan más que otros (me quedo con Nick como el mejor de todos). Los protagonistas (Luke y Tim) cumplen, pero es un poco complicado empatizar con el primero (quizás debido a su frialdad y falta de chispa) y el segundo está demasiado desdibujado, siendo una suerte de action hero sin mucho que ofrecer. Los villanos son repulsivos, y ahí King sí que da con la tecla, aunque sus desenlaces no sean del todo satisfactorios.

En conclusión, estamos ante una novela entretenida y perfecta para pasar el rato, pero que no ofrece nada nuevo y se queda en una más (del montón, vaya). Dudo que sea valorada con los años como una de las mejores del escritor, pero tampoco es una mediocridad y si te gusta King y los géneros comentados, quizás encuentres una gran lectura.

A mi me ha decepcionado un poco, pero me quedo con sus logros, considerándola una lectura amena (aunque excesivamente larga) y que sirve para evadirse unas horas. Suficiente, aunque quizás no si hablamos de King.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: