Cómo entrenar a tu dragón (2010) – Crítica – Una obra maestra

how-to-train-your-dragon-3.jpg

En unos días se estrenará la tercera entrega de la saga de Hipo, y su inseparable “Desdentao”. Y qué mejor ocasión que esta, para hablar de la primera entrega, la cual, siempre me ha parecido una obra maestra de la animación incuestionable e irrepetible.

Me acuerdo de aquel 2010, cuando fui a ver esta película, sin muchas expectativas, aunque animado por las favorables críticas. Lo que sentí en esa sala de cine es inexplicable, ya que la historia me atrapó por completo y la magia se apoderó de mi corazón, cosa que pocas veces me ha sucedido con una película.

Y es por ello que estamos ante una película que seguramente esté en mi top 10, de mejores películas de la historia (sean de animación o no). Estamos, sin lugar a dudas, ante un triunfo de película, donde todas las piezas del engranaje funcionan a la perfección, regalándonos un espectáculo sin precedentes.

La animación, quizás hoy, este algo obsoleta en cuanto a personajes (aunque tampoco tanto), pero sigue teniendo instantes sobresalientes e impresionantes como el clímax final. Para el momento, sobresaliente, y dicen que la tercera entrega se supera.

como-entrenar-a-tu-dragon-2010-de-dean-deblois-y-chris-sanders.jpg

Por lo que respecta al guion (adaptación de un libro infantil), estamos ante una historia con corazón y alma, que entretiene y emociona a partes iguales, con unos personajes entrañables y carismáticos (no solo sus dos protagonistas, también los secundarios, como el divertido Bocón), y unas escenas y momentos para el recuerdo.

Y no estaríamos hablando de una obra única, si no fuese por su excelente banda sonora, cortesía del gran John Powell (y digo gran, porque en su haber tiene composiciones estupendas fuera de la película que nos ocupa), donde todas las piezas e instantes musicales son insuperables, combinando música celta y composiciones épicas, que van directas al corazón. Para un servidor, de las mejores bandas sonoras habidas y por haber.

En conclusión, estamos ante un hito de la animación, que lamentablemente, no se pudo repetir en su secuela (de la que en breves os traeré opinión), y que no creo que se repita con su tercera parte, porque es prácticamente imposible. Fuera de eso (es decir, de la saga como conjunto irregular), estamos ante una obra maestra a la solo cabe aplaudir. Pura magia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: