Roma – Crítica (Sin Spoilers) – No es la mejor película del año, es la más sobrevalorada

aef6fd8893ee6267cd36c12a1961fc627cea7a7b.jpg

No soy un crítico de cine. Conviene dejarlo claro antes de que decidas leer esta opinión de un humilde y entusiasta cinéfilo. Si me has leído en más críticas de esta web, sabrás que suelo ir a contracorriente y que, lo que encontrarás aquí, es una opinión distinta de las demás y lo más sincera posible, ya que lo fácil sería aplaudir la cinta y librarme de los (predecibles) palos como si no la hubiese entendido o estuviera a un nivel intelectual más bajo.

Digo esto porque, la cinta que nos ocupa, es considerada por muchos la mejor película de este año 2018, que en breves llegará a su fin. He leído muchas críticas de la mismo, asegurando que, no sólo es lo mejor del año, sino que, además, es una de las mejores películas de la década. Ya os confirmo que estamos ante una de las mayores falacias de la historia (cinematográfica, claro).

La película ha tenido un estreno limitado en cines, ya que es una exclusividad de Netflix , que este año han arrasado, con películas llamativas como “Crónicas de Navidad” (crítica aquí) o lo nuevo de los Hermanos Coen (crítica aquí), por citar dos ejemplos. Pocos le pueden toser, eso está claro.

ROMA.jpg

La película ya ha sido nominada a varios Globos de Oro (entre ellos “Mejor película de habla no inglesa”, porque la película es en español de México), y seguramente repita en los Oscars.

La película está dirigida por Alfonso Cuarón, director de la (también) sobrevalorada (que no mala) “Gravity”, la dura y necesaria “Hijos de los Hombres”, o la mejor de su filmografía, y una de las mejores de la saga, “Harry Potter y el prisionero de Azkaban” (que hizo como encargo pero le quedó estupenda). Su cine te puede gustar más o menos, pero es irreprochable que es un director que toca varios géneros (es decir, no se estanca, como muchos otros) y que sabe mover la cámara. Las cosas como son.

En esta ocasión, ha querido rendir un homenaje al papel de la sirvienta del hogar, en el marco de la década de los 70 en México, para contarnos el día a día de su protagonista, Cleo, que se encarga de mantener y cuidar a los niños de un matrimonio de bien. Y todo ello rodado en blanco y negro, como si eso ya te diese algún prestigio o valor extra. Voy a grabar a mi perra paseando en el parque, en blanco y negro y con hojas a cámara lenta, para ver si cuela…

MV5BMzFkZWY4MDAtZDAxNi00Y2VkLThhZDktNTliZTAwOTM0NDcyXkEyXkFqcGdeQXVyMTA2ODMzMDU@._V1_

En fin, Cuarón es consciente de lo que hace y nos ofrece, y la película (que no las críticas a su alrededor), es el día a día de la citada sirvienta. Ni más ni menos. El que espere otra cosa se ha equivocado de película. Y ojo, que son dos (eternas) horas en las que pocas cosas relevantes suceden. Sí, hay algún momento de tensión o impactante, pero el resto es lo cotidiano de una familia en México. Es como si me meto a grabar a una familia, a ver su día a día. ¿Interesante? Lo dudo…

Una especia de “cinéma vérité” que ha encandilado a los críticos pero que, estoy seguro, habrá dejado estupefactos a los espectadores (de Netflix y otros) que hayan apostado por esta propuesta, sobre todo si se han guiado por las desproporcionadas críticas. Y es que los críticos de cine escriben como si el lector fueron ellos mismos y se olvidan de los gustos del consumidor, y de ahí la eterna batalla “crítica vs público”.

Dejando eso de lado, la dirección de Cuarón es correcta y muy lograda en algunos momentos (sobre todo fotografía, que también es cosa suya). El guion es simple y pocas cosas destacan. El reparto cumple (aunque nunca maravillando como dicen algunos, tampoco la gran protagonista), y el resto de elementos técnicos, bien, gracias.

15448177618717

Y poco más se me ocurre decir, ante una película simple y plana, a la que a un servidor le ha dejado una sensación de decepción e incredulidad, ante la llamada “Mejor película del año”. No os llevéis a engaño y no hagáis caso a los críticos. Seguramente esta sea la única crítica negativa que encontréis (porque quizás sea el único con valentía para decirlo), pero vedla y juzgadla vosotros mismos.

Es otro de esos momentos en los que dudo de haber visto la misma película que lo demás, porque me ha dejado frío y vacío… por mucho que este rodado todo en blanco y negro y con buena fotografía. La película más sobrevalorada del año… pero de lejos.

maxresdefault

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: