El país de los sueños (Slumberland) – Netflix – Crítica – Jason Momoa brilla en una fantasía infantil que cumple su cometido

‘El país de los sueños (Slumberland)’ es la nueva fantasía de Netflix, dirigida por Francis Lawrence (‘Soy Leyenda’, ‘Constantine’) y protagonizada por Jason Momoa, uno de los action hero más carismáticos del momento. La película ha sido vapuleada sin piedad por la crítica, y la verdad es que me sorprende, porque no dejamos de estar ante un cuento infantil de los de toda la vida, que acierta cuando quiere emocionar al espectador, y en el que brilla con luz propia un Jason Momoa plétorico.

Lawrence ofrece una dirección correcta pero algo descafeinada, cautiva por unos efectos visuales algo pobres y que jamás están a la altura. Y es que estamos ante una producción que juega con el mundo de los sueños, convenciendo en algunas escenas (la huida final), pero chirriando en otros (esa ciudad…). No te digo que me hagas un Christopher Nolan, pero se percibe la tacañería de Netflix en un producto que merecía un aspecto visual más depurado, ya que gran parte de su interés radica en ese mundo de ensueño, nunca mejor dicho. No es un trabajo pobre, pero algo está pasando en Hollywood con el tema de los efectos visuales…

En cuanto al guion, estamos ante la adaptación de una novela que entiendo que en su momento debió ser ciertamente ingeniosa, pero con una película que llega algo tarde, porque esto lo hemos visto todos antes. Eso no es obstáculo para disfrutar del film, el cual navega constantemente por lugares comunes, no avergonzándose por ello en ningún momento y siendo consciente de sí mismo, en una aventura que busca emocionar, consiguiéndolo en no pocos momentos, especialmente en los dramáticos. Y bueno, luego tenemos a un personaje memorable, como es el de Jason Momoa, en una suerte de Jack Sparrow (lo digo como un halago) que el intérprete aprovecha sin despeinarse en el proceso.

Y es que Momoa es lo mejor de la cinta, deleitándose con el caramelo que le han dado, y confirmado, una vez más, la gran vis cómica que tiene. Se nota que se lo pasa en grande, pidiendo a gritos más papeles cómicos, pero Hollywood está empeñado en encasillarle en roles de tipo duro, cuando es un actor capaz de todo, y está es una prueba más de ello. Más personajes así para el señor Momoa, por favor. En cuanto al resto del reparto, todos convencen, especialmente un entrañable Chris O’Dowd, entregado a los momentos más emotivos de la propuesta.

En conclusión, ‘El país de los sueños‘ no es ninguna maravilla, ni creo que lo pretenda, pero tampoco creo que merezca el odio de unos críticos que luego no tienen problema alguno en aplaudir producciones mucho más inferiores y olvidables. Sí, es posible que hayamos olvidado este cuento infantil en dos días, pero sólo por sus buenas intenciones, algunas escenas inspiradas y un Momoa en estado de gracia, ya merece la pena. Quizás los más pequeños de la casa se aburran (repito, quizás), pero se agradecen este tipo de películas infantiles con mensaje, siendo en este caso muy superior a otros producciones más elogiadas y que abordan temas similares. Pero eso ya es a gusto del consumidor. Correcta y entretenida, que no es poco.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: