Halloween: El final (Halloween Ends) – Crítica – Un insulto a los fans y un cierre de trilogía bochornoso

No me gusto la ‘Halloween’ de 2018, es más, me parece un horror. En cuanto a la secuela, ‘Halloween Kills‘, la disfrute un poco más porque, aunque mala, al menos se desmelenaba y ofrecía más casquería, pero seguía siendo un producto fallido (crítica y público renegaron de ella, al contrario que con el anterior film). Dejando claro que esta nueva trilogía no es santo de mi devoción, cabe preguntarse, ¿se puede hacer peor? La respuesta es sí, aunque no creo que nadie viese venir lo de ‘Halloween Ends‘, un cierre de trilogía que convierte en obra maestra a ‘Halloween Resurrection‘, hasta ahora la peor entrega de la saga. Y no, no estoy de broma. Ojalá…

La verdad es que es complicado hablar de este desenlace sin entrar en el terreno de los spoilers, pero tranquilos que no revelaré nada de la trama, aunque os estaría haciendo un favor… El caso es que la crítica no ha quedado satisfecha (a pesar de lo pretenciosa que es la cinta), y los fans están rabiando, y no me extraña en absoluto. Yo no soy fan de la saga (‘La noche de Halloween’ jamás me ha parecido un clásico de culto), pero entiendo el enfado generalizado (bueno, algunos están defendiendo esta cosa, y la verdad es que tienen mi admiración, porque hay que ser valiente para dar un paso al frente y defender lo indefendible), estando ante un producto sin pies ni cabeza, que toma el pelo al espectador y que no tiene razón de ser. Un bofetón a los fans, a los personajes, y a los espectadores demasiado doloroso para ser cierto.

La de la izquierda es Jamie Lee Curtis, secundaria de lujo en su propia película. Y el de la derecha es el ‘gran’ protagonista. No, no es broma…

Técnicamente la película luce bien, con unas muertes bien resueltas, por lo que mejor centrarse en el verdadero problema del film, que no es otro que el guion, cortesía de cuatro individuos (sí, cuatro…), entre ellos el director, David Gordon Green, y el cómico y actor Danny McBride, que hasta ahora me caía bien. Una cosa es que se rían contigo, y otra que se rían de ti, y aunque esta película tenga un tono sobrio y serio, es una tomadura de pelo de esas que hacen historia, una estafa que invita a que los espectadores pidan la devolución del dinero de las entradas, y una ida de olla a la que dudo que algún día se le encuentre explicación.

Como ya he indicado, no voy a revelar detalles de la trama, pero me limitaré a decir que Michael Myers es un cameo de lujo (de nuevo, no estoy de broma), y que Laurie (de nuevo una entregada Jamie Lee Curtis, como de costumbre) es secundaria en su propia película, con un nuevo protagonista que acapara toda la atención. No habría problema si su trama tuviese algún sentido, pero no es el caso, ofreciendo una historia romántica que convierte a la de ‘Crepúsculo‘ en arte, además de una traición a las reglas presentadas en la saga y las anteriores películas (y son los mismos guionistas…), por no hablar de que la película es un tedio insufrible que invita al bostezo, despertando en su media hora final (tarde, muy tarde…), dando lo que espera el público que viene de las anteriores entregas. Lo sé, no tiene ningún sentido, pero yo no he escrito esta gilipuertez, y si lo hubiese hecho, ingresaría voluntariamente en prisión, porque ya hay que ser canalla.

Jamie Lee Curtis representando el dolor de los espectadores después de ver este bodrio

Y ojo, entiendo las intenciones de sus responsables, con su reflexión sobre el mal, algo que ya se presentaba en las anteriores entregas y que no hacía falta plasmar en un nuevo personaje, pero es que es la película es aburrida como ella sola, con un protagonista imbécil y unos secundarios todavía más estúpidos. Sí, sus responsables quieren ir de listos, pero acaban siendo los más tontos al desperdiciar la oportunidad de ofrecer un cierre digno. Y de nada me sirve que intenten arreglar el desaguisado en sus últimos diez minutos (que nada tienen que ver con el resto de la cinta), porque el daño ya está hecho.

En conclusión, ‘Halloween Ends’ es un error, un nefasto cierre de la saga (bueno, seguramente lo vuelvan a intentar en unos años, aunque espero de corazón que no…), y una película diseñada para mofarse de los fans, y todos sabemos que con el público no se juega. No sólo es una de las peores películas del año (diría la peor, pero este 2022 está siendo lamentable…), sino también de los últimos años, siendo una oda al mal gusto y una estafa que traerá ríos de tinta durante años. Y que a nadie le quepa duda que seguramente llamen a este desastre clásico de culto dentro de una década o dos (lo han hecho con otras paridas, tened por seguro que lo harán con ésta), pero yo jamás olvidaré lo terrible que es, por mucha profundidad que le busquen los iluminados de siempre. Que no os engañen, porque es una mierda, con todas sus letras, así que huid… Adiós, Michael Myers. Y espero que para siempre…

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: