El espíritu de Bridge Hollow (The Curse of Bridge Hollow) – Netflix – Crítica – Marlon Wayans protagoniza una simpática comedia que da exactamente lo que promete

Me encanta el cómico y actor Marlon Wayans, pero no negaré que tenía algo de miedo a la hora de aventurarme en su nueva película para Netflix, ‘El espíritu de Bridge Hollow (The Curse of Bridge Hollow)‘, entre otras cosas porque sus anteriores incursiones en la plataforma no han sido muy afortunadas (más allá de la divertida serie ‘Marlon‘), o porque se parecía demasiado a la desastrosa y estúpida ‘El Halloween de Hubie (Hubie Halloween)’. La crítica no ha quedado demasiado contenta, y una vez vista debo admitir que quizás el calificativo de buena película le quede algo grande, ya que no deja de ser una comedia infantil para pasar el rato y poco más, pero no es el desastre que podría haber sido, siendo finalmente una simpática comedia que da exactamente lo que promete.

Técnicamente la película es una sorpresa mayúscula, con unos efectos visuales que no ruborizan (hola, Marvel) y un uso de efectos prácticos y maquillaje que se agradece y evoca a las maravillosas décadas de los 80 y los 90 (la nostalgia de palpa en el ambiente). Y es que no hay nada mejor que la artesanía de toda la vida, y la película lo ejemplifica a la perfección. Un buen trabajo en la dirección, con unas secuencias de acción bastante bien resueltas. Chapó, porque lo fácil hubiese sido estrenar un producto mediocre, y visualmente no lo es.

El guion ya es otra historia, ya que ofrece una trama bastante sencilla (conflictos padre-hija…), aunque con una premisa interesante en lo que respecta a la maldición que despierta al decorado de Halloween. Una especie de ‘Noche en el museo‘, pero en versión malrollera (atención a los payasos, seguramente los culpables de las pesadillas de algunos niños incautos que se acerquen a esta propuesta). Sin embargo, la película es menos divertida de lo esperado, a pesar de contar con Marlon Wayans (entregado a la causa, eso sí), faltándole un necesario toque de mala baba y gamberrismo, algo que esta producción pedía a gritos. Entiendo que su target sea el público infantil, pero es demasiado inofensiva para el público adulto, aunque no negaré que cumple su cometido de entretener en sus ajustados noventa minutos (una delicia).

En conclusión, estamos ante una comedia perfecta para ver en familia (y si es en Halloween, mejor que mejor), que no engaña a nadie y que da lo que se espera de ella. Podría haber sido mucho peor, y la dirección está por encima de la media, aparte de que se nota que el reparto se lo pasa bien (aunque se hubiesen agradecido más minutos para los hilarantes secundarios), por lo que no tengo nada que objetar. Y es que no es justo exigirle más a un producto de estas características, cuyas intenciones están claras y no tiene ambición alguna. Tan simpática y sencilla como entretenida, aunque si pides algo más seguramente compartas la opinión de los críticos. Tienes que saber dónde te has metido, aunque podemos celebrar que esto no sea otra ‘El Halloween de Hubie‘. Conforme.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: