X (2022) – Crítica – Otro olvidable slasher del montón que se ha vendido como un nuevo hito del terror, y van…

‘X’ es la nueva película de Ti West, director y guionista que seguramente no os suene de nada, pero al que un servidor tiene en su lista negra desde hace años. ¿El motivo? Muy sencillo: ‘La casa del diablo’ (2009), cinta de terror en la que no pasaba nada hasta los últimos diez minutos (¿por qué no hacer un corto? Sólo West tiene la respuesta…). Lo sé, seguramente tampoco hayáis escuchado hablar de ella, ya que estamos ante una cinta de terror indie, de esas que sólo los críticos especializados alaban, y que se aplauden en los círculos más selectos, siendo un dolor de muelas para el resto de la humanidad (un amigo me quiso asfixiar con una almohada por ponérsela en Halloween… Obviamente, sobreviví).

A pesar de todo, no soy un tipo rencoroso, por lo que me he embarcado en esta nueva aventura del cineasta, ‘X’, propuesta de terror de bajo presupuesto, y que también los críticos han aplaudido como si fuese un nuevo hito del terror. ¿Lo es? No, no y mil veces no. Y es que no deja de ser sorprendente que la crítica profesional haya caído rendida ante ‘X‘, entre otras cosas porque estamos ante un slasher del montón, que no ofrece absolutamente nada nuevo, y que ya hemos visto todos antes, sin excepción. Su nada sutil título es la gota que colma el vaso (mira que había para elegir…), pero mejor vayamos por partes, que hay mucha tela que cortar.

El señor West se encarga de la dirección y el guion, y la verdad es que me apetece más empezar por lo segundo, porque tela… tela. ¿De qué sirve que le dediques tanto tiempo a tus personajes si luego te los vas a quitar de en medio de forma tan precipitada y sin miramiento alguno? Aunque si me debo a la verdad, son todos un atajo de imbéciles (sin excepción) y su destino nos importa un pimiento. Vamos, la regla de todo slasher que se precie. Ni en eso han sido originales… Tampoco ayuda que la película tarde tanto en arrancar, ya que hasta la hora (dura cien minutos…) no comienza la casquería, y cuando ésta llega, tampoco es para tirar cohetes, ya que el gore no impacta, y las muertes pecan de convencionales. Se ha vendido como transgresora (por el tema del porno, que no puede ser más light) y explícitamente violenta, pero esto no ofende ni a un convento de monjas. Más de lo mismo, pero muy bien promocionado. Para eso sí tenemos pasta, eh…

Cierto es que no es una tomadura de pelo como ‘Midsommar’ (es del mismo estudio, de ahí el símil), pero tampoco un nuevo clásico del horror, como muchos están aventurándose a proclamar. De verdad que no sé muy bien qué han visto, pero estoy seguro de que el espectador (ese que no cobra un duro por aguantar estos esperpentos, es más, paga por ellos…) va a volver a hacerse preguntas, es decir, que no va a coincidir con esa opinión tan entusiasta. Es más, se va a quedar igual que estaba, porque esto ya se ha visto con anterioridad, aunque mejor, mucho mejor. Y es que las referencias a clásicos del género son tan evidentes (de ‘El Resplandor’ a ‘La Matanza de Texas‘), que hasta ruborizan. Una cosa es el homenaje, y otra la copia barata, y vaya si es barata la película que nos ocupa. Curiosamente, la crítica ha aplaudido también que se parezca tanto a los films que pretende imitar. Mira, que os compre quien quiera…

Y es que el bueno de Ti West nos ofrece un trabajo perezoso, simplón y descafeinado, y todos esos adjetivos sirven también para calificar su labor tras las cámaras. Soy consciente de las limitaciones presupuestarias y del aire de cine independiente de la cinta, pero eso no es excusa para que la película tenga el aspecto de un film de directo al mercado doméstico (lo que antaño se conocía como ‘de directo al videoclub‘). Porque sí, parece un trabajo de un debutante, no de un cineasta que lleva casi dos décadas en la industria del cine. Ojo, no negaré que hay alguna escena y plano inspirado (como el del lago, eso sí, de día, porque de noche…), pero quedan totalmente empañados por un aspecto visual decididamente tosco, y que coquetea con una película de la sobremesa. Por supuesto, he leído reseñas que dicen totalmente lo contrario, pero en fin, supongo que toca visita al oculista…

Lo único que puedo agradecerle al señor West es que no me haya aburrido con su nueva película (no hubiese superado otra ‘La casa del diablo’), pero eso no quita que el resultado final sea tan insatisfactorio. No paro de leer lo ofensiva que resulta la palabra ‘sobrevalorada’ para muchos cinéfilos, ya que consideran que si se usa es de arrogante, como si fuese un calificativo desproporcionado. Desproporcionado lo que se ha dicho de este film, así que sí, esta cinta está sobrevalorada, con todas sus puñeteras letras, porque al igual que esa aberración que es ‘La casa del diablo’, pocos hablarán de ésta con el paso de los años. Así que lo de clásico del género se lo cuentas a otro, porque aquí ya estamos lo suficientemente escarmentados como para escuchar más falacias de críticos que dicen que sí a cualquier subproducto, y vaya si ‘X’ lo es. Pero en fin, el tiempo dirá quién tenía razón y quién no…

En cuanto al reparto, es una pena que los intérpretes desaprovechen su talento en un film semejante, y más cuando sus personajes son tan planos y pura carnaza. Todos cumplen, pero destacaría a un sorprendente Martin Henderson (en el que seguramente sea el mejor papel de su carrera), una radiante Brittany Snow, o una impresionante Mia Goth, ésta en un doble papel (aprovecho para decir que el maquillaje chirría bastante, por decirlo suavemente…). Creo que todos y cada uno de ellos se pensaban que estaban en la nueva ‘La Matanza de Texas’, es decir, terror elevado, y quizás las opiniones de los críticos les hayan convencido de ello, pero en realidad han aceptado estar en un subproducto de videoclub que se ha vendido como algo más porque tiene reflexiones sobre la vejez y la gerontofobia. Sinceramente, actúan todos tan bien, que prefiero que nadie les diga la cruda realidad (en especial al cantante Kid Cudi, cuyas canciones son de mi agrado), así que será nuestro secreto.

Por último, y no menos importante, he leído que el director nos quiere volver a torturar con una precuela centrada en uno de sus personajes. Perfecto, que te compre quien quiera, pero yo me bajo (incluido cualquier futuro proyecto del cineasta), que mi estabilidad mental pende de un hilo. Ya ha sido suficiente con ‘X’, una película vendida como algo novedoso y poco menos que un clásico del género, pero que no puede ser más rudimentaria y banal. Y de ahí no me baja nadie. Lo dicho, toda para vosotros, aunque estoy seguro de que el público va a salir muy decepcionado después de haber leído las reseñas y haber comprobado en sus carnes que ha vuelto a ser estafado. Y van… Hito del terror… Para mear y no echar gota.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: