El poder de los 80: He-Man y Los Masters del Universo – Libro – Kromic Bruck – Crítica – Un emotivo viaje al pasado y una obra imprescindible para los fans del personaje

A estas alturas del cuento, no tiene sentido presentar a un personaje como el de He-Man, ni tampoco su emocionante universo, y más cuando el autor de esta fascinante obra lo hace de forma tan impecable y maravillosa. Porque sí, Kromic Bruck ha cumplido las expectativas ante la que seguramente sea una de las experiencias más importantes de su vida. ¿Que quién es Kromic Bruck? Ahí sí me puedo meter, porque sé un poco más de lo que hablo. Kromic Bruck es el seudónimo de Adolfo Saro, seguramente uno de los coleccionistas más importantes del universo He-Man en España (y creo que os podéis ahorrar el seguramente), y al que un servidor conoció gracias a Twitter (@KromicB, por si tenéis curiosidad).

Desde un primer momento me cautivó su amor por los personajes de Eternia, su gran humor (atención a sus impagables vídeos) o el buen rollo que desprende (es la antítesis de la toxicidad, algo que cuesta encontrar hoy en día…). Si sumas todo eso, te queda una de las figuras más interesantes de la red social del pajarito, y una persona a la que merece la pena prestar atención, porque sabe de lo que habla y tiene demasiada sabiduría que ofrecer al mundo, y más si te gusta el mundo del coleccionismo. Recalcar que no sólo habla de ‘Los Masters del Universo’, por lo que os recomiendo que le echéis un vistazo a su perfil.

En lo que a mí respecta, de pequeño tuve bastantes figuras de Mattel, y quizás haya sido de los pocos que le tuvo cariño al film con Dolph Lundgren (al menos en mi niñez), por lo que se podría decir que He-Man y compañía formaron parte de mi tierna infancia. Y es por ello que estoy aquí, a punto de reseñar la obra de un tipo que me cae demasiado bien, y que aborda un tema que me interesa. Que nadie se lleve a equívoco, ya que si su obra no me hubiese convencido, no habría hecho reseña alguna (sinceridad ante todo), pero si me estás leyendo es porque las cosas han salido bien. Muy bien. Y es que me alegra confirmar que estamos ante la obra definitiva del personaje, siendo un fascinante y detallado recorrido tanto por las figuras de la mítica colección, como por su serie de animación, la película de los 80, los videojuegos, los cómics, y un largo etcétera, siendo un libro al que no le falta absolutamente nada.

Sobra decir que estamos ante un documento imprescindible para los fans del personaje, aunque no negaré que hay cierta nostalgia traicionera en el viaje al pasado que nos propone el bueno de Kromic, añorando tiempos mejores, esos en los que nuestros familiares nos compraban nuestros preciados muñecos, pudiendo dejar volar nuestra imaginación gracias a los campos de batalla que se formaban en los suelos de nuestras infranqueables guaridas, o al menos ese era mi caso. Tiempos que jamás volverán, y aunque duela, no deja de haber magia al recordar esos preciosos momentos. Sólo por eso, ya merece la pena esta fabulosa enciclopedia del personaje, pero es que encima tiene de todo. No deja insatisfecho, eso os lo aseguro, hasta el punto de que el maldito Bruck ha despertado el interés de un servidor por todo este apasionante universo, con todo lo que ello conlleva ($). Maldito seas…

Por otro lado, reconozco que me ha dado bastante rabia el apartado de las figuras (y que ocupa una parte importante del libro), porque no era consciente de la gran cantidad de muñecos de la colección que tenía en mi poder (la mayoría villanos y de la horneada del 86), y que ya no conservo. Yo maldigo al renacuajo aquél que no apreciaba lo que tenía ante sus ojos, aunque tampoco negaré que las amorticé en mis interminables batallas épicas. En fin, todo no se puede tener (me conformo con haberlo tenido), pero de lo que no me cabe ninguna duda es de que es insuperable el análisis que el autor hace de cada una de las figuras, con un mimo y detalle tan impresionante como exhaustivo, y con una información que es oro puro y dota de más atractivo a los personajes. Eso por no hablar de las figuras que jamás llegaron a hacerse, el repaso a la película, o la explicación de la Biblia del universo (una de mis partes favoritas), entre otros muchos apartados.

Podría seguir argumentando por qué esta obra me parece excelente y recomendable para todo aquél que tenga amor o simplemente curiosidad por la legendaria colección, pero creo que es mejor descubrirla por uno mismo. De verdad, si alguna vez has sido fan de He-Man, Skeletor y el resto de personajes, por el poder de Grayskull, adquiere esta obra, sin miedo, porque no te vas a arrepentir. Y no, no lo recomiendo porque Kromic Bruck me parezca un tipo tan sensacional como bondadoso, sino porque es la absoluta verdad. Esto lo podría haber escrito el panadero de mi calle que diría exactamente lo mismo. Ni más ni menos.

Ojalá muchos tuviesen una pequeña parte de la ilusión que le ha puesto Kromic a esta asombrosa y emocionante obra, hecha desde el cariño y el buen hacer, y con una encuadernación insuperable, cortesía de la mítica editorial Dolmen. Si a eso le añades un precio módico, el trato debería estar más que hecho. Se nota el esfuerzo y corazón que se le ha dedicado (hay mucho más allá de niños jugando con sus juguetes…), siendo un documento imprescindible para todos los fans del personaje, además de un regalo para los que crecimos con ellos. Una maravilla que no me cansaré de recomendar. Y ahora, le toca el turno a las Tortugas Ninja. Ahí lo dejo…

P.D: Iba a poner un enlace por si os interesaba comprar este estupendo libro, pero está agotado… Buena suerte si tenéis intención de adquirirlo.

P.D 2: Ah sí, se me olvidaba… Buen destino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: