Sonic 2: La película – Sonic the Hedgehog 2 – Crítica – Una efectiva secuela que abandona la sencillez y apuesta por el exceso

Sin ser ninguna obra maestra (tampoco creo que lo pretendiese…), la película de ‘Sonic supuso una grata sorpresa. Sí, estaba más orientada a los pequeños de la casa, y como adaptación no era demasiado fiel, pero logró destruir la maldición de las adaptaciones de videojuegos, tan defenestrada hasta el momento, con un film tan sencillo como desenfadado, consciente de sí mismo, y que no buscaba otra cosa que entretener. Cine familiar del que tan bien funcionaba en los 80 y los 90, y que siempre es bienvenido que se recupere en la actualidad. Pues bien, solamente han tenido que pasar dos años (se han dado prisa, desde luego) para que aterrice ante nosotros una secuela con la promesa de cumplir la máxima de las segundas partes, que no es otra cosa que más y mejor. Lo de más os lo confirmo, pero lo de mejor no lo tengo del todo claro ya que, si bien es cierto que es más espectacular, hay algunos contras que impiden a la secuela brillar al nivel de la primera entrega. Pero mejor vayamos por partes.

A pesar de que el resultado de las dos entregas es satisfactorio, no se puede negar que estamos ante producciones genéricas. ¿Por qué digo esto? Pues porque el director de la primera parte repite en ésta y, sinceramente, si hubiesen cogido a cualquier otro el resultado final sería prácticamente el mismo. Hablamos de trabajos de encargo en los que lo que más luce son las escenas de acción (muy llamativas) y los efectos visuales (más que convincentes), y este tipo de apartados suelen ser cortesía de otros compañeros de profesión, por lo que no sé hasta qué punto el director tiene mérito alguno, ya que las secuencias con personajes de carne y hueso son las menos inspiradas y vistosas. Por otro lado, la secuela renuncia a la sencillez de la primera parte, y apuesta por los excesos, algo que no le sienta bien del todo. Quiere ser muchas cosas en un solo film, y eso acaba restando al conjunto final.

Y bueno, si hay que señalar a unos culpables de que la película sea por momentos un tanto caótica, es al equipo de guionistas, en el cual han habido varios cambios, y no puedo decir que se note demasiado. La trama principal funciona, y la película tiene un arranque prometedor (ese prólogo con Robotnik…), pero se aprecia un exceso de personajes (eso impide que algunos puedan brillar, como es el caso de Knuckles y Tails), y algunas decisiones argumentales no acaban de cuajar, como la subtrama de la boda, ralentizando el devenir de los acontecimientos y rompiendo ritmo, además de ser la máxima responsable de que la película dure unas excesivas dos horas. No habría pasado nada si dura veinte minutos menos, desde luego.

Han habido algunas quejas por la decisión de relegar a los personajes de carne y hueso a un segundo plano, dándole más protagonismo a los personajes que verdaderamente importan (Sonic y cía, se entiende). Si bien los personajes humanos no molestan (no incluyo a Robotnik, porque vuelve a ser una de las claves del film), tampoco pasaría nada si desapareciesen, a pesar de algunos apuntes interesantes, como la relación de Sonic y Tom. Y es que sí, esta es una película de Sonic, y lo que esperamos muchos es verle en acción contra el despiadado Robotnik, y si me añades a Knuckles y Tails (muy bien adaptados), el trato está más que hecho, y no unas tramas secundarias que parecen metidas con calzador (es la sensación que da en cuanto aparecen los créditos finales). En fin, espero que tomen buena nota para la ya confirmada tercera parte (atención a la escena post-créditos), porque ya metieron la pata con las secuelas de Transformers, y espero que aquí nos se repita.

En cuanto al reparto, todos cumplen, pero quien vuelve a llevarse la palma es un Jim Carrey histriónico y desatado, es decir, el Carrey que necesitamos y nos merecemos. Te podrá gustar más o menos el salto al cine del simpático erizo, pero es digno de elogio y admiración que los productores apuesten por un actor al que ya no le dan este tipo de oportunidades, notándose que el mítico cómico disfruta con el personaje. Y sí, vuelve a ser lo mejor de la cinta, aunque unos minutos más para su lucimiento no habrían estado de más. Un total acierto de casting, hasta el punto de que no me imagino a otro intérprete como el gran villano.

Y llegados a este punto, ¿es mejor Sonic 2 que la primera parte? Me temo que no, pecando de caótica y algo excesiva, funcionando cuando sigue las aventuras de Sonic, Tails, Knuckles y Robotnik, pero perdiendo el interés cuando optan por darle protagonismo a unos personajes que parecen sacados de otra película muy distinta. Y es que esta segunda parte quiere ser demasiadas cosas, alejándose de lo que hacía tan redonda a la primera parte: su sencillez. A pesar de todo, estoy seguro de que los fans de la primera entrega la van a disfrutar, siendo una película perfecta para toda la familia, y que deja con ganas de más, por lo que misión cumplida.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: