Soy Georgina – Serie Netflix – Crítica – La serie documental da exactamente lo que promete

Canal de Youtube con críticas de cine, series, Netflix y mucho más

Lo reconozco: hasta hace poco no tenía ni idea de quién era Georgina Rodríguez. Fue en la primera edición de ‘Mask Singer’ cuando me enteré, una vez se descubrió el rostro. Mis informantes (ejem, ejem…) me confirmaron que era influencer y la novia de Cristiano Ronaldo. Parece que lo primero tiene el mismo peso que lo segundo, y de ahí que Netflix haya movido ficha (no se les escapa una), apostando por una serie documental que sigue el día a día de la popular influencer, al más puro estilo ‘Las Kardashian’ (las referencias son más que obvias, salvando las distancias). No me preguntéis cómo he acabado aquí, porque ni yo mismo lo sé, por lo que mejor comenzar con la reseña, si os parece bien.

El documental se compone de seis episodios de cuarenta minutos de duración cada uno, lo cual es de agradecer. Te podrá gustar más o menos lo que se nos cuenta, pero es indudable que los capítulos se pasan como un suspiro. No obstante, queda la sensación de que podrían haber hecho algunos recortes aquí y allá (hay momentos que no aportan nada), confeccionando una película documental de hora y media, en vez de una serie. Pero sólo es una idea, no una verdadera objeción, ya que los fans estarán encantados.

Y es que la serie está diseñada exclusivamente para ellos (o para quién tenga curiosidad, que seguro que hay más de uno), no habiéndose perdido nada para el resto de los mortales. Si no te interesa el personaje o el día a día de una influencer rica y famosa, huye, porque no saldrás satisfecho del visionado. Si continuas, es que ya eres masoca (hay gente para todo). Aunque quizás seas seguidor de Cristiano Ronaldo, el cual aparece como secundario de lujo con pequeñas aportaciones. Me sorprende verle más suelto que de costumbre, aunque jamás eclipsando a la gran protagonista. Esta es la serie de Georgina, y es algo que queda claro desde el minuto uno. Bien por ella.

Por último, destacar el esfuerzo e intento de reflejar a Georgina como una persona humilde, cercana y accesible, algo bastante complicado, ya que todo son lujos, ya sea ropa de marca, mansiones de lujo, viajes en yate o viajes en Jet. Las intenciones son las mejores del mundo, y no dudo de que Georgina no es una persona altiva, pero dudo que logren que el público generalizado (es decir, la clase media) consiga conectar con su historia de Cenicienta moderna, más allá de desear lo que ella tiene. Ojo, no es mi caso, ya que no soy de esos que critican a los ricos ni nada semejante, pero no casa la idea de humildad que quieren transmitir con todo lo que rodea a la protagonista. Así de simple.

Y eso es todo lo que puedo decir de la serie documental, siendo una propuesta que da exactamente lo que se espera de ella, y que seguramente sólo sea apta para los fans o los aficionados a los reality de este estilo. ¿El resto? No me gusta repetirme, pero por si acaso lo haré: no se os ha perdido nada. Por supuesto, no me cabe duda de que esto va a ser un éxito monumental, por lo que, bien jugado, Netflix, bien jugado…

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: