Medianoche en Asia: Comer. Bailar. Soñar – Midnight Asia: Eat. Dance. Dream – Serie Netflix – Crítica – Un fallido documental que no aporta nada nuevo y acaba siendo del montón

Le tenía muchas ganas a ‘Medianoche en Asia: Comer. Bailar. Soñar (Midnight Asia: Eat. Dance. Dream)’, serie documental de Netflix, que hace un repaso por diferentes ciudades del continente asiático. Adoro la cultura japonesa, ya sea por su pasado samurái, sus fantásticas series anime o por sus videojuegos, y lo mismo se puede decir de Corea del Sur, con unas películas y series fascinantes. Y por eso estoy aquí, reseñando una propuesta que estoy seguro de que pasará desapercibida más allá de las fronteras asiáticas. Me gustaría decir que es una lástima, pero no en esta ocasión, ya que estamos ante una serie documental fallida, que no aporta nada nuevo, y que acaba siendo del montón.

Visualmente la producción cumple con creces, mostrando la belleza de los destinos que se visitan, uno por episodio. Entre los mismos nos encontramos Tokyo (Japón), Seúl (Corea del Sur), Bombay (India ), Bangkok (Tailandia), Taipéi (Taiwán) y Manila (Filipinas), siendo los dos primeros los más logrados (lo reconozco, no estoy siendo demasiado objetivo…). En los capítulos nos encontramos con un recorrido por las calles de las ciudades, con entrevistas a diferentes individuos de la zona, algunos más interesantes que otros. Lo sé, también os suena, y no hay que irse demasiado lejos, ya que esto es exactamente ‘Callejeros viajeros’, programa español en el que se recorren distintas partes del mundo entrevistando a sus habitantes. La única diferencia es que aquí se cuidan más los detalles técnicos. Eso es todo.

No voy a negar que, a pesar de mi admiración por los citados lugares, el sopor y el hastío se ha apoderado de mí, con unas historias poco atractivas, y unas explicaciones que no tienen el suficiente potencial como para convencernos de que ha sido una buena idea hacer esta serie. ¿Qué pretenden los responsables? No queda muy claro, ya que asistimos a episodios de media hora que lanzan algunos datos curiosos, pero que jamás justifican la experiencia, como si fuesen demasiado superficiales y convencionales. Y es que el gran problema es que esto ya lo hemos visto todos antes, por mucho que se vayan a países exóticos.

Por lo tanto, ¿recomiendo esta serie documental? La respuesta es un rotundo no, siendo un producto fallido y totalmente prescindible. Es una lástima que la plataforma haya desaprovechado la oportunidad de sacar todo el potencial a la cultura asiática, tan rica y tan única, conformándose con una serie que dudo que enamore a nadie, ni tan siquiera a los propios asiáticos. Y es que, por mucho que se pretenda aderezar todo con buenas intenciones y la emotividad de sus personajes, nada te convence de no estar ante un documental del montón, que te deja igual que estabas, y que no sirve ni como guía de la zona. Un quiero y no puedo, que se queda en tierra de nadie, y que supone un nuevo traspiés de la plataforma en el género de los documentales. Y es que no hay nada peor que aburrir a los espectadores.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: