Enséñame el camino a casa – Lead Me Home – Netflix – Crítica – Un necesario documental que da voz a las personas sin hogar, aunque sepa a poco

Enséñame el camino a casa (Lead Me Home)’, es un documental de Netflix de apenas cuarenta minutos, que aborda la complicada situación de las personas sin hogar, siguiendo a los residentes de la ciudad de San Francisco, y cómo la sociedad les da la espalda sin ningún tipo de pudor. Creo que era una oportunidad perfecta para reflejar uno de esos temas tabús (la lista es interminable…) de los que nadie quiere hablar, pero que siguen siendo uno de los grandes problemas de nuestra sociedad. Lamentablemente, y aunque me parece una buena experiencia, hay un gran contra que impide que la producción alcance todos sus objetivos.

Suelo celebrar que un producto sea corto, y si dura apenas cuarenta minutos, como es el caso, mayor motivo de celebración. No es el caso. Una vez aparecen los títulos de crédito, me queda la sensación agridulce de que una historia como la que nos ocupa necesitaba más minutos para su correcto desarrollo, con unas personas que merecen más reconocimiento y atención. Entiendo las intenciones, que no son otras que concienciar al espectador, y creo que se consigue con creces, pero en mi opinión se quedan a medias en su retrato de la problemática, y más cuando pones el foco solamente en San Francisco, siendo algo que sucede en cualquier parte del mundo (aunque sea algo tan grave en Estados Unidos, como nos dejan claro en el documental).

Técnicamente el documental es un prodigio, con imágenes bellísimas y poderosas, siendo un gran trabajo tras las cámaras. Estoy seguro de que muchos espectadores lo valorarán mucho más por la implicación estética de sus responsables, siendo un trabajo que busca la reflexión, pero que también quiere emocionar con las historias de sus protagonistas, individuos olvidados por la sociedad, pero que todavía tienen mucho qué decir. Ellos son los que importan, y se nota el respeto.

Los responsables del documental no se esconden, teniendo claras sus intenciones desde un primer momento. Quieren removerte por dentro, y vaya si lo consiguen, con una serie de momentos muy crudos y que dejan un nudo en la garganta (lo reconozco, lo he pasado mal). Muchos verán porno emocional o manipulación, pero quizás no haya otra forma de concienciar a los espectadores que contando la cruda realidad, con una serie de personas que sufren y merecen una vida mejor. No es un visionado sencillo, conviene dejarlo claro, pero sí necesario. Hacen falta más producciones como la que nos ocupa.

Al final del documental se indica una web (www.leadmehomefilm.com, por si tenéis curiosidad), en la que se pueden realizar donaciones a las personas afectadas. Si este documental se ha realizado para ese fin, ya merece todos los elogios del mundo, aunque siempre me quedará la sensación de que podría haber ido más allá, con una producción más generosa en tiempo, porque creo que las personas que han formado parte de esta producción merecen más minutos y atención. Dicho todo esto, creo que es una propuesta tan necesaria como arriesgada, agradeciéndose que una major como Netflix haya accedido a producir algo así. Bienvenido sea, y más en los tiempos que corren. Ojalá se solucione este problema algún día. Ojalá…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: