El pueblo – Temporada 3 – Crítica – Los entrañables personajes regresan en otra divertida temporada

‘El pueblo’ es una serie cómica de Amazon, cortesía de los creadores de ‘La que se avecina’ (sí, los Caballero), y que cuenta en su haber con dos temporadas… hasta ahora. Lo reconozco, fui muy crítico en mi reseña de la segunda temporada, destacando el humor y sus personajes, pero sin obviar el precipitado y decepcionante desenlace que se les dio a estos últimos. Parecía que ese iba a ser el (patoso) final, pero no, aquí estamos, con una nueva entrega que, sorprendentemente, arregla el desaguisado del final de la segunda entrega. Ver para creer (¿algún día harán lo mismo con ‘Los Serrano’?).

Y es que uno de los grandes aciertos de esta tercera temporada es recuperar a todos los personajes, sin excepción (aunque algunos sea de forma secundaria), contándonos más de sus vidas y sin que su regreso sea forzoso. Se agradece esa continuidad y cariño por lo visto hasta el momento, siendo digno de aplauso que no hayan optado por el recurso fácil, que no es otro que hacer borrón y cuenta nueva trayendo a nuevos personajes, aunque de esto último sí que hay, como suele ser habitual en las nuevas temporadas. Ya sabéis, el recurso para intentar aportar frescura e innovación, cuando a veces no hace falta, como es el caso.

Y ese es el mayor contra (y quizás único) de esta nueva tanda de episodios, son unas incorporaciones que jamás llegan a funcionar al mismo nivel que el de los viejos conocidos, siendo el caso más sangrante el del matrimonio que quiere tener hijos, con una trama que no aporta absolutamente nada y ralentiza el devenir de los acontecimientos. Cada vez que hacían acto de presencia me apetecía cambiar de serie (y no, no es culpa de los actores, que cumplen con creces). La de los amigos modernos no molesta demasiado, entre otras cosas porque salen poco y sirve para burlarse de los tiempos que corren, y la novedad de la hermana de Juanjo se agradece, aunque la actriz haga exactamente el mismo papel que en la estupenda ‘Historias Lamentables’, lo que no quita que se lo pase en grande y se entregue a la causa.

Dejando eso a un lado, la tercera temporada recupera el espíritu y esencia de la serie, con unos personajes entrañables y a los que es imposible no querer, destacando a Cándido, El Ovejas y Arsacio. Seamos sinceros, sin este trío (y sus maravillosos actores) no sería lo mismo, siendo el corazón de la producción, y el gran motivo para quedarse en ella. El resto de personajes no están nada mal (Nacheras a la cabeza), pero son los lugareños originales los que mueven el cotarro y nos convencen de que estamos ante una serie repleta de buenas intenciones, y diseñada para pasar un buen rato. Pues misión cumplida.

En conclusión, esta nueva entrega está a la altura de las circunstancias, respetando lo acontecido hasta el momento (algo que no hacen otras), y confirmando que estamos ante una de las mejores ficciones cómicas del momento. Y es que no todas tienen el buen hacer y corazón de la que nos ocupa. Su desenlace, con algunos frentes abiertos, nos hace intuir una cuarta temporada. Pues no me importaría en absoluto, y más si este es el nivel. Más, por favor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: