Death to 2021 – A la mierda el 2021 – Especial Netflix – Crítica – El chiste ha dejado de tener gracia…

Hace justo un año se estrenó ‘Death to 2020’ (con el título español de ‘A la mierda el 2021’… así nos las gastamos), especial de Netflix, repleto de rostros conocidos (como es el caso de mi querido Samuel L. Jackson o Hugh Grant) y que suponía una mordaz crítica a dicho año (uno de los peores que se recuerden), con un logrado tono cómico. No todo era perfecto, pero funcionaba. Al final de la reseña de dicho documental, comenté que no me importaría que se hiciese otro especial sobre el 2021 (que muchos ya sabíamos que no iba a mejorar demasiado…), siempre y cuando regresase el elenco original y se mantuviese el buen nivel. Lo primero se ha cumplido, más o menos (duele la ausencia de Jackson), pero lo segundo no, confirmando que el chiste ha dejado de tener su gracia.

Y es que sólo hay que ver este especial de una hora para confirmar que no era necesario repetir la jugada, entre otras cosas porque este 2021 no nos ha dejado tantas noticias relevantes, más allá del asalto al Capitolio (lo más llamativo del especial) y cuatro tramas más. O quizás es que los responsables no han sabido plasmar la decadencia de dicho año, pero todo suena a ya visto, como si ni se esforzasen, haciendo un producto por puro cumplimiento, como el 90% del catálogo de Netflix. Hace un año me pareció buena idea hacer algo así. Hoy no. Han jugado las mismas cartas, pero han perdido la partida.

Hay viejos conocidos, como es el caso de unos hilarantes Hugh Grant (ojo a sus frases), Joe Keery (quizás menos divertido que en la anterior propuesta) o Cristin Milioti (ésta pasándoselo en grande y confirmando lo estupenda actriz que es), pero las nuevas incorporaciones no aportan nada (como es el caso de Lucy Liu), en un especial que busca desesperadamente la carcajada, pero cuyas bromas caen en constante saco roto, provocando la absoluta indiferencia. Entiendo que los máximos responsables del especial de 2020 repiten en este regreso, estando muy poco inspirados y pecando de conformistas.

En la crítica de 2020 no cuestioné el claro posicionamiento de éstos, pero en este nuevo especial es demasiado evidente. Entiendo que se critique a figuras como las de Trump o el citado asalto, pero todo huele a intento de aleccionamiento. Es una lástima que se pierda el sentido crítico, enfocando todas las bofetadas a un solo sector de la sociedad, como si el otro estuviese libre de culpa. Como no podría ser de otra forma, se vuelve a abordar el caso de George Floyd, y vuelve a hacerse con un tono serio que rompe el tono humorístico presentado hasta el momento. Y es que se nota que el documental quiere contentar a los de siempre, no arriesgando y yendo a pies puntillas, no vaya a ser que algunos se ofendan.

Es esa cobardía lo que sentencia un especial al que le cuesta defender su mera existencia, como si la broma del año pasado hubiese sido tan memorable (no lo fue) como para justificar una segunda parte. Ha quedado claro que no, por lo que espero que no se les ocurra hacer un ‘Death to 2022’, porque no es necesario. Un mal regreso y una ligera decepción, porque me he quedado igual desde que ha comenzado hasta que ha finalizado. Quizás sea yo, que he cambiado en un año. Quizás…

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: