The Tender Bar (El bar de las grandes esperanzas) – Crítica – Ben Affleck brilla en esta emotiva y simpática película de George Clooney

‘Tender Bar’ (con el horrible título en España de ‘El bar de las grandes esperanzas’, el cual omitiremos a partir de este preciso momento) es la nueva película como director de George Clooney, genial actor, pero que como cineasta no ha tenido una gran trayectoria, con una filmografía que ha ido de más a menos. Mucho menos. Podría dar ejemplos, pero todos los conocemos. No sé que le sucede, pero le es imposible conectar con el público, y no te digo ya con la crítica.

Estrenada directamente en Amazon Prime Video (el futuro del cine adulto está en las plataformas, no en las salas de cine, nos guste o no), la crítica no ha quedado nada satisfecha con esta historia basada en hechos reales, hasta el punto de suspenderla en Rotten Tomatoes. Una vez vista, supone algo incomprensible para un servidor, ya que no sólo estamos ante la mejor película de Clooney, sino que además estamos ante un emotivo y simpático film, cargado de buenas intenciones, y que hay que valorar como lo que es.

¿Cuál es el gran pecado del film? Simple, que en vez de apostar por el drama, ofrece un tono ameno y distendido, lo que la ha sentenciado de cara a los críticos profesionales, ávidos de penurias y desgracias (por no decir catástrofes). Lo que no entienden es que el público prefiere producciones optimistas y que den esperanza (y más en los tiempos que corren), como la que nos ocupa, con una historia pequeña, en la que su sencillez, es su mayor triunfo (sin contar la memorable actuación de Affleck).

Te podrá gustar más o menos ‘The Tender Bar’, pero creo que cubre todos esos requisitos sobradamente, siendo un emotivo canto a los sueños y a no rendirse. Respeto que no conectes con la historia, sólo faltaría, pero que algunos la hayan machado de esa forma como un trabajo menor y que no ofrece nada, pues tampoco. Hecha la reflexión, comenzamos a desgranar los apartados, como de costumbre.

Clooney ofrece una labor tras las cámaras muy convincente, aunque siendo sinceros, si me decís que el director es cualquier otro, me lo creo. Está claro que la dirección no es su mayor fuerte, aunque su labor en esta ocasión cumple con lo esperado en un producto tan intimista como el que nos ocupa. Y es que aquí lo realmente importante es la historia, y el bueno de George es plenamente consciente de ello, teniendo las cosas muy claras. Sólo hay que apreciar las imágenes de los créditos finales para entender lo que quiere transmitir Clooney, que no es otra cosa que una historia cercana y buen rollera, que haga pasar un buen rato al público. Ni más ni menos

El guion es la adaptación de una popular novela, con una trama de barrio y sin grandes alardes, y que quizás suene a ya visto, pero que tiene su propia identidad, con unos personajes y diálogos fascinantes, y dejando un mensaje poderoso y que, por trillado, no deja de tener su importancia. Y hablando de personajes, sí, todos queremos tener un tío tan cool como el interpretado por un sobresaliente Ben Affleck, en la que seguramente sea una de las mejores actuaciones de su carrera. Creo que el chiste de que es un mal actor ha dejado de tener su gracia (de hecho, jamás la ha tenido), demostrando en los últimos años lo estupendo actor que es, y esta es otra prueba más de ello. Affleck hace el personaje suyo, siendo lo mejor del film, que ya es decir. Creo que ya es hora de que se reconozcan sus tablas, por muchos detractores que todavía tenga. Podéis seguir en vuestras cuevas…

El resto del reparto está a la altura de las circunstancias, como un gran Tye Sheridan como protagonista (le veo futuro, si juega bien sus cartas), una sorprendente Lily Rabe, un complejo Max Martini, en un papel nada sencillo, o un entrañable y divertido Christopher Lloyd (actor mítico donde los haya), aunque quede la sensación de que le han desaprovechado. Todos brillan y saborean los agradecidos personajes que les han dado.

En conclusión, soy consciente de que no estamos ante ninguna maravilla, pero a mí me ha encantado, siendo una historia intimista y con corazón (también llamada ‘de las de toda la vida’) y que esconde mucho más de lo que aparenta a primera vista. Entiendo que no todo el mundo conecte con su historia y que muchos espectadores salgan decepcionados del visionado, ya que no es un un film para todos, pero jamás entenderé las malas críticas de unos ‘profesionales’ que luego aplauden producciones vacías, sin alma ni corazón.

Y es que a esta cinta le añades silencios interminables, personajes mirando al océano durante minutos o cualquier bobada por el estilo, y los críticos la habrían encumbrado al Olimpo de los Dioses, pero como es costumbrista y convencional, pues a la hoguera. Lo que no entienden es que las historias pequeñas y positivas también importan, y más si tienes a un estelar Ben Affleck en tu reparto. Cuando han aparecido los créditos finales, una sonrisa se ha dibujado en mi rostro. Con eso me quedo, digan lo que digan los de siempre. Como ya he indicado, una de las mejores actuaciones de Affleck y la mejor película de Clooney. Chapó.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: