Misterio en Saint-Tropez – La peor «comedia» del año

‘Misterio en Saint-Tropez’ lo tenía todo para ser una gran película, combinando dos géneros que me apasionan, como son la comedia y la intriga. La cinta ha tenido un recorrido por salas efímero, como si tan siquiera se hubiese estrenado, y la crítica la ha machado sin piedad. No me extraña, ya que estamos ante un desastre absoluto, siendo, de lejos, la peor comedia del año. ¿Por qué merece tal título? Vayamos por partes.

Para empezar, duele ver a semejante reparto, con algunos de los mejores rostros del panorama francés, desaprovechados en un producto tan pobre, y esforzándose con unos personajes que no lo merecen. Ni tan siquiera los míticos Christian Clavier (como protagonista) o Gérard Depardieu (como secundario de lujo) son capaces de animar la función, algo imposible, por otro lado. Eso sí, se agradece que Rossy de Palma no haga el mismo papel de siempre. Quien no se conforma…

Y hablando de Clavier, el mismo es responsable del nefasto guion. Creo que debería centrarse en las tareas de interpretación, y dejar la escritura a otros profesionales, porque este desaguisado no hay quien lo entienda. Pero Clavier no es el único culpable de una trama sin gracia ni suspense, ya que hay otros tres individuos involucrados en el guion, lo que hace un total de cuatro personas detrás de esta historia. Lo sé, estamos ante un caso digno de ‘Expediente X‘, pero mientras se investiga este hecho paranormal, os confirmo que, cualquier de los que me estáis leyendo, sería capaz de hacer algo mucho mejor. No tengo duda alguna.

Hablamos de una película que apenas dura ochenta minutos, pero que no tiene trama, sin saber que hacer con su premisa de intriga, y con un misterio que brilla por su ausencia (lo de la resolución es de traca). Y no me hagáis hablar del humor, con unos gags visuales de tropiezos y caídas dignos de preescolar, que quizás funcionasen hace treinta años, pero que hoy ruborizan, a no ser que tengas cinco años. Tampoco me voy a parar en la dirección, porque es rudimentaria a más no poder.

En conclusión, una comedia sin gracia, un misterio sin triga y una de las peores películas del año. No creo que sea casualidad que haya pasado tan desapercibida, siendo un despropósito que, afortunadamente, se olvida bien pronto. Este no es el camino, y semejante reparto no merecía algo así. No perdáis el tiempo.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: