Tiger King: La historia de Doc Antle (Tiger King: The Doc Antle Story) – Serie Netflix – Un spin-off que sirve como denuncia de un depredador sexual, pero no como entretenimiento a la altura del original

Muchos nos lo pasamos realmente bien con Tiger King, serie de Netflix que nos explicaba las andanzas de Joe Exotic y sus pintorescos socios, siendo un documental criminal que triunfaba al no poder tomártelo en serio. La producción fue un éxito, y la plataforma (ambiciosa como ella sola) tomó buena nota de ello, estrenando recientemente una segunda parte tan fallida como oportunista, y que lejos estuvo de los logros de la serie original. Pues aquí estamos (apenas unas semanas después…), con otro producto de la marca, a modo de spin-off, y que en esta ocasión nos cuenta la vida de Doc Antle, el «gurú» amante de los tigres que nos presentaron en la primera temporada.

Ya me pareció extraño no verlo en la segunda entrega, hasta el punto de que ni se le mencionaba. La respuesta del porqué de su ausencia no ha tardado en llegar, con una miniserie de tres episodios que vuelve a dejar la sensación de oportunista, aunque aquí sí que hay algo que contar, ya que Doc Antle es un depredador sexual que poco tiene que envidiar a las fechorías de Jeffrey Epstein. Dejando a un lado esa denuncia (en la que se da voz a las víctimas), poco más que hay que rascar, en una producción poco entretenida y que no ofrece nada lo suficientemente relevante como para justificar el visionado. Esta historia ya la hemos escuchado antes, mal que nos pese, y encima se pierde el humor y mala baba de la primera parte (tampoco el tema da para ello), aunque se pretenda todo lo contrario en algunos momentos. Lo sé, da que pensar…

No negaré que los dos primeros episodios se dejan ver, sin molestar y ofreciendo testimonios tan interesantes como espeluznantes (aunque hay una víctima que causa escalofríos por su frivolidad). No obstante, todo finaliza con un tercer episodio soporífero y que no sabe abordar el tema que trata, confirmando que esto podría haber sido una película documental de media hora, pero la ambición de Netflix no conoce límites, atormentándonos con casi tres horas de documental.

Con este tipo de decisiones, están estirando el chicle y destruyendo la marca ‘Tiger King’, y el más perjudicado será Joe Exotic, que cuando salga de la cárcel esperando el aplauso (le gusta la fama más que un plátano a un mono), verá pasar la típica planta rodante del Oeste, estupefacto al ver como la plataforma ha destruido su querido programa. El público se ha cansado antes de tiempo, y el problema es que Netflix no ha sabido jugar bien sus cartas, haciéndolo todo con prisas y demasiada codicia. Un clásico.

Respecto a Doc Antle, es una figura que en la primera temporada generaba interés, a pesar de que ya se percibía un lado oscuro y terrorífico (tampoco hay que ser detective, es el líder de una secta), pero que aquí se confirma como un auténtico depredador sexual y un abusador de menores (se casó con una niña de catorce años cuando él tenía veinticinco). Por supuesto, este caso recuerda al de los infames Harvey Wenstein o el citado Epstein, auténticos monstruos que usaban su poder para saciar sus fantasías más perversas, y Antle no es una excepción. Si al menos este documental sirve para que se le acabe la fiesta a este energúmeno y se tomen medidas legales contra él, bienvenido sea, pero no me atrevería a recomendar su visionado, ni tan siquiera a los fans de la propuesta original, porque poco tienen que ver.

En conclusión, estamos ante otra producción oportunista, que busca aprovechar el nombre de la marca, y que, si por algo destaca, es por denunciar a un detestable sujeto como Doc Antle, y eso es algo que siempre aplaudiré, pero que las intenciones de Netflix son otras (money…), está más que claro. Quizás un poco mejor que la olvidable segunda temporada, pero sigue sin justificar su existencia. Ya os adelanto que no le voy a dar más oportunidades a ‘Tiger King’, siendo una marca repleta de posibilidades, pero que ha acabado siendo una más por la avaricia de una plataforma. Una pena, y más para Exotic…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: