Encanto – Un sencillo y mágico clásico Disney que hace honor a su título

Encanto‘ es el nuevo clásico de Disney, el cual se ha estrenado sin hacer nada de ruido, como suele suceder con las últimas producciones animadas de la casa del ratón (se puede decir lo mismo de la estimable ‘Raya y el último Dragón‘, que también se estrenó este año). Lejos quedan los tiempos en los que un estreno Disney era todo un acontecimiento, como si al estudio ya no le interesasen sus cintas de animación (deben estar muy ocupados con ‘Marvel‘ y ‘Star Wars‘), y es una lástima, porque ‘Encanto‘ es una propuesta tan sencilla (lo digo como algo bueno) como mágica, y la cual hace honor a su título. Pero mejor ir por partes.

La animación es sobresaliente, sin más. De verdad, me quedo sin palabras ante la evolución de la animación, tanto en Disney como en Pixar, con unos planos maravillosos (atención a los números musicales y los bailes), que atrapan y fascinan, sin nada que envidiar a un film en imagen real. Y es que, independientemente del diseño de los personajes, cada vez se está más cerca de alcanzar la realidad, con unos escenarios y texturas impecables. Un apartado al que no se le puede sacar ni un solo reproche. Una delicia.

En cuanto a la historia, es curioso como los guionistas renuncian a algunos elementos esperados en este tipo de propuestas, siendo un cuento en el que abunda la magia, pero también la sencillez, siendo este aspecto su mayor triunfo, aunque estoy seguro que algunos la calificaran de simplona. Los responsables tienen muy claro lo que quieren contar, sin florituras de ningún tipo, y con una humildad que le sienta de lujo a una trama que no necesitaba más. La protagonista es magnífica, siendo desde ya, uno de los mejores personajes del año. Los secundarios no se quedan atrás, aunque son demasiados. Cierto es que cada uno de ellos tiene su momento de gloria (siempre con una canción para lucirse), pero queda la sensación de que merecían más minutos.

La verdad es que el título de la película le viene que ni pintado, porque eso es precisamente lo que ofrece, dejando una sonrisa dibujada en el rostro una vez salen los créditos finales. Eso sí, algo me dice que los padres la van a disfrutar más que los pequeños de la casa, con un humor más alocado de lo habitual (me he reído bastante en un par de momentos, y eso es complicado), aunque la cinta jamás aburra, con un ritmo endiablado y una duración ajustada, siendo un conjunto rabiosamente entretenido.

Y llegamos al apartado de la banda sonora, con unas fabulosas canciones que se quedan en la memoria. Quizás no estén a la altura de otras propuestas de la casa, pero siguen siendo pegadizas y estupendas. De hecho, en el momento de hacer esta crítica las estoy escuchando de fondo, y eso no suele ocurrir. Misión cumplida.

En conclusión, estamos ante un clásico Disney que no está entre lo mejor del estudio, pero que sigue siendo una gran cinta, cargada de corazón y diversión. Seguramente, la mejor película animada del año, con permiso de ‘Raya‘, y una de las mejores de 2021. Espero que se lleve la estatuilla a casa, porque se lo merece. El tiempo dirá si también se merece el título de clásico, pero el de ‘encanto’ ya lo tiene. Por algo será.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: