Navidad en 8 bits (8-Bit Christmas) – Película HBO MAX – Una nostálgica y simpática carta de amor a los 80

Navidad en 8 bits (8-Bit Christmas)‘ es la propuesta de HBO MAX para estas navidades. Desde que vi su tráiler, en el que se nos prometía un viaje a los 80 con la búsqueda de una Nintendo como telón de fondo, supe que esta producción estaba hecha a mi medida. Me encantan los videojuegos, la Navidad, los 80’s y Neil Patrick Harris, por lo que el trato estaba más que hecho. No obstante, era consciente de que estábamos ante un producto destinado a una plataforma (lo que también se conoce como mercado doméstico), por lo que mis expectativas no eran demasiado altas, conformándome con una simpática cinta navideña que entretuviese. Y eso es precisamente lo que da esta película. Ni más ni menos.

Es curioso revisar la filmografía del director, ya que casi todas los films que ha dirigido hasta el momento se distancian bastante de lo que se puede considerar como cine infantil. Aquí sale airoso con una propuesta que no exige demasiados alardes, pero que luce entrañable y correcta, por lo que misión cumplida. No se puede decir que el guionista haya estado demasiado inspirado, con una historia que coge el concepto de ‘Un padre en apuros‘, cambiando el juguete de Turbo Man por una codiciada Nintendo como gran ‘MacGuffin‘.

A pesar de la falta de originalidad, el film presenta situaciones divertidas, personajes entrañables y el suficiente interés para que la historia tenga sentido. Quizás sea porque comparto ese amor por las consolas y los videojuegos, pero me he implicado en la historia y he sufrido cada vez que el preciado botín se escapaba de las manos del protagonista. Por otro lado, la propuesta no renuncia al género al que pertenece (navideño, por los despistados), ofreciendo un mensaje cargado de emotividad en sus compases finales.

Y, por supuesto, también hay hueco para los nostálgicos (me incluyo), con multitud de referencias a la una década irrepetible. Estoy seguro que los que vivieron aquellos maravillosos años saldrán más que satisfechos con la película, ya que también ofrece un rato entretenido y ameno, con un target amplío que abarca desde los más pequeños de la casa, hasta los adultos que seguramente se sientan identificados con la premisa principal.

Winslow Fegley carga de forma impecable con el peso del film sobre sus hombros, dándolo todo como genial protagonista. Le he visto en otras propuestas, ofreciendo siempre interpretaciones convincentes, por lo que estoy seguro de que tiene un gran futuro por delante. Lo mismo se puede decir de sus compañeros de reparto, desde los más pequeños hasta los más grandes, como unos siempre estupendos Neil Patrick Harris y Steve Zahn, pasándoselo en grande y cumpliendo con su rol de secundarios de lujo.

En conclusión, una comedia navideña que no estará entre lo mejor del año, pero que no deja de ser una nostálgica y simpática carta de amor a los 80, que estoy seguro que dejará bastante satisfechos a los espectadores que sean conscientes del producto en el que están. ¿La mejor película navideña de este año? Quizás sea pronto para afirmarlo, pero algo me dice que sí. Entretenida y agradable, que no es poco.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: