Cortar por la línea de puntos (Strappare lungo i bordi) – Serie Netflix – Una hilarante y fascinante propuesta animada

Cortar por la línea de puntos’ es la nueva producción animada de Netflix, procedente de Italia y adaptación de un cómic. El creador del mismo se encarga de la serie, a la cual me he acercado por pura casualidad, ya que su tráiler me llamó la atención. Una vez vistos sus seis episodios (de veinte minutos cada uno), no puedo más que celebrar el visionado de una propuesta animada que se coloca, sin problema alguno, entre lo mejor del año, independientemente del género y del formato.

La animación es de corte sencillo, pero sin renunciar a la espectacularidad de ciertos momentos, ya que todo es posible en esta imaginativa producción, con una infinidad de hilarantes gags con los que es prácticamente imposible no reírse. Eso es gracias a un guion totalmente inspirado e ingenioso, cargado de mala baba y con un humor sólo apto para adultos (entre otras cosas porque los más pequeños no la van a entender). Estamos ante otra de esas maravillosas series para adultos que tienen un target muy específico, y cuyo gamberrismo se agradece en los tiempos que corren. Una de esas joyas que espero que hagan el suficiente ruido, porque se lo merecen.

La serie tiene un ritmo vertiginoso, siendo un compendio de monólogos sobre la vida y su cotidianeidad que jamás caen en saco roto, al contrario que en otras producciones (me viene a la cabeza la fallida ‘The Midnight Gospel’) . Quizás algunos espectadores queden algo saturados por la verborrea incesante del estupendo protagonista, pero si se aceptan las reglas del juego (me he identificado con lo que nos cuenta en más de una ocasión), la apuesta está más que ganada. Es fascinante la capacidad que tiene el guionista para desarrollar situaciones comunes con las que sentirnos identificados, logrando la carcajada a pesar de la incomodidad del asunto. Un genio.

Pero no todo son risas, ya que la serie tiene un hueco para la emotividad, con una serie de reflexiones que son oro puro. No voy a comentar el tema que aborda, porque sería entrar en el terreno de los spoilers (no en mi guardia), pero me limitaré a decir que es muy necesario en los tiempos que corren, siendo una producción que va más allá y que no se limita a soltarnos chascarrillos para dibujarnos una sonrisa en la cara. Celebro la valentía de su creador, porque hacen falta más productos arriesgados, y ‘Cortar por la línea de puntos‘ es el ejemplo perfecto.

Los personajes son magníficos, pero de entre todos ellos destaca el principal (lo sé, no suele ser lo normal), siendo desde ya, uno de los mejores personajes del año, gracias a su sarcasmo y mala leche, con unos debates internos que son una delicia. Por último, destacar el genial soundtrack de la serie, con canciones pegadizas y que engrandecen todavía más el conjunto.

En conclusión, una serie redonda, que deja con ganas de más (aunque por otro lado, tiene un cierre estupendo) y que ha resultado ser una grata sorpresa, siendo una de las mejores series de los últimos años, pero de lejos. Una fabulosa propuesta que no me cansaré de recomendar, y que te divierte y golpea al mismo tiempo. ¿Se puede pedir más? Imprescindible.

Crítica en vídeo:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: