Escape Room 2: Mueres por salir (Escape Room: Tournament of Champions) – Una efectiva secuela que da exactamente lo que promete

Hace un par de años se estrenó Escape Room, interesante thriller que aprovechaba la moda de los geniales juegos (me fascinan) y presentaba un entretenimiento más que digno, aunque no se aprovechaban todos sus elementos (la primera mitad era mejor que la segunda). La cinta fue un relativo éxito (la crítica tampoco fue muy dura con ella), por lo que aquí estamos, con una secuela que prácticamente se había confirmado con el final abierto de la primera entrega.

A pesar de disfrutar con la anterior, no tenía grandes expectativas en lo que respecta a esta secuela, la cual ha recibido críticas dispares y una taquilla muy inferior, lo que parece indicar que no habrá tercera parte, a pesar de que, una vez más (la ambición de Hollywood), vuelve a haber un desenlace abierto que seguramente jamás tenga resolución. Pero esa es otra historia.

Tras las cámaras repite el director de la primera entrega, realizando otro fabuloso trabajo al que nada se le puede reprochar (bueno, quizás algunos efectos especiales no estén a la altura, pero no es cosa suya). El cineasta tiene las cosas claras, no perdiendo el tiempo y ofreciendo un espectáculo de apenas hora y media que funciona como un reloj, y en el que no hay lugar para el aburrimiento. Lo que viene siendo una película cuya única función es entretener y mantener en tensión al espectador, y vaya si lo consigue. También se agradece que no se recurra al gore y violencia de otras populares sagas (hola, Saw), entre otras cosas porque no lo necesita.

El guion es bastante más endeble, con una subtrama que jamás atrapa, aunque afortunadamente no se le dedique demasiados minutos, más allá de un prólogo algo insulso, además de un desenlace que, al igual que ocurría con la primera parte, pierde todo el suspense y atractivo de la primera hora. Aquí estamos para ver a los personajes intentar sobrevivir a las pruebas, nada más, y quien diga lo contrario miente, por lo que lo demás se puede considerar relleno, aunque tampoco empañe el resultado final.

Los guionistas saben donde está la salsa, poniendo toda la carne en el asador en los juegos, a cada cual más interesante y angustioso. Fuera de eso, poco hay que destacar, más allá de que se desaproveche a personajes con potencial. El reparto vuelve a cumplir, tanto los que repiten como las nuevas incorporaciones, aunque algunos merecían más minutos para su lucimiento.

En conclusión, no se puede negar el hecho de que se haya perdido el factor sorpresa de la primera parte, pero esta secuela funciona como continuación, ofreciendo exactamente lo mismo y no engañando a nadie. Si disfrutaste con la anterior, lo harás con ésta, aunque mucho me temo que nos quedaremos con las ganas de ver como acaba el asunto. Todo no se puede tener. Una secuela tan efectiva como entretenida. Conforme.

Crítica escrita:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: