Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos – Shang-Chi and the Legend of the Ten Rings – Crítica (Sin Spoilers) – Una correcta cinta de artes marciales pero otro film de Marvel menor

Cuando se anunció el proyecto de ‘Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos’ no tuve mucho interés en el mismo, siendo un personaje menos conocido (decir otra cosa sería una falacia) y atractivo que los presentados hasta el momento, además de notarse que era la excusa perfecta para congraciarse con el mercado chino y amasar millones al presentarles un superhéroe a su medida. Pues bien, llegó el primer tráiler y mis expectativas aumentaron, con esa promesa de cine de artes marciales con el toque Marvel. Las críticas hasta el momento han sido estupendas entre los críticos especializados, aunque no deja de ser lo esperado en un producto Marvel con diversidad, como sucedió con Black Panther.

No negaré que jamás he mostrado demasiado entusiasmo con la Fase 4, y cada vez que hay un nuevo estreno (WandaVision, Loki, Black Widow) mis sospechas de que no hay mucho más que contar aumentan de forma preocupante. Desgraciadamente, ‘Shang-Chi’ se suma a ese listado, siendo una correcta cinta de artes marciales, pero también otro film de Marvel menor, y digo lo de otro porque el estreno de la también decepcionante ‘Black Widow’ está demasiado cercano en el tiempo. Quizás sean apreciaciones mías, pero nada ha vuelto a ser lo mismo desde el adiós definitivo de algunos personajes en ‘Avengers: Endgame. Pero estamos aquí para hablar de Shang-Chi, así que comencemos.

La dirección corre a cargo de Destin Cretton, asiático, porque ya sabéis que si la película la protagoniza una mujer la tiene que dirigir una mujer (Black Widow), si la protagoniza un personaje negro la tiene que dirigir un director negro (Black Panther), y así con todo, siendo un movimiento por parte de Marvel que busca el aplauso fácil, pero que a mí me chirría, siendo una lectura superficial y simplista de los tiempos que corren. ¿Para cuándo una película de superhéroes varones dirigida por una mujer? Algún día… El caso es que Cretton, a pesar de estar habituado a dramas (curiosamente casi todos protagonizados por Brie Larson), ofrece una dirección estupenda, con unos combates cuerpo a cuerpo que quitan el hipo (atención a la escena del autobús o la del edificio), aunque lo mejor está en los tráilers (¿cuándo dejarán de destripar las películas de esta forma?) y en el clímax se le va la mano bastante, saturando al espectador con unos efectos especiales que están por debajo de lo esperado en una producción del estudio.

Por otro lado, la primera mitad es tan efectiva como rabiosamente entretenida, pero los problemas llegan cuando se cambia de escenario y género (fantasía y aventuras), con una bajada de ritmo demasiado exagerada (y son frenos, como el citado autobús) y que sentencia al film, en una segunda mitad en la que se abusa de los flashbacks (¿por qué contarlo por partes?) y la acción no parece arrancar nunca. Es una lástima porque si se hubiesen mantenido los aciertos de la primera hora, estaríamos hablando de una cinta mucho más memorable, pero no ha podido ser. Curiosamente, los momentos menos inspirados son los que hacen referencia al universo Marvel, metidos con calzador y muy decepcionantes, como la cacareada y promocionada aparición de La Abominación (exactamente lo visto en los adelantos, y ni rastro de Tim Roth…) o el intento de solucionar la broma sin gracia de Iron Man 3, pecando de reincidir en lo mismo y desaprovechando la oportunidad de arreglar el desaguisado.

Y es que se nota el esfuerzo de sus responsables de dotar de identidad propia al conjunto, con una historia que nos interesa y funciona por sí misma, sin necesidad de tener que recordarnos que se trata de un film del mismo universo que Los Vengadores, pero claro está, lo hacen, y de forma constante, no vaya a ser que nos despistemos. No recuerdo que esto haya sucedido en otras cintas de orígenes, pero no tenían la losa de tener tantas producciones anteriores a sus espaldas. Es como si no confiasen en su propia producción, cuando tiene los suficientes alicientes para volar por sí misma, pero no la dejan, presa de lo que la mayoría del público espera de un film del estudio.

Se nota que la película quiere ser muchas cosas, que van desde una cinta de artes marciales, hasta un drama familiar, pasando por una comedia de acción. Es esa indecisión la que provoca que acabe siendo un film un tanto caótico e irregular, con un clímax con claras similitudes con otras películas de la mitología china, pero que aquí no acaba de cuajar del todo, y menos cuando lo que mejor funciona son los combates cuerpo a cuerpo. También se denota un exceso de duración, en sintonía con el resto de producciones de la casa. Entiendo que algunas superen las dos horas, pero ‘Shang-Chi’ no lo necesitaba, haciéndose algo pesada.

Tampoco se puede decir que la historia sea el colmo de la originalidad, combinando muchos clichés del género y presentando una historia principal que se parece demasiado a otros films mucho menos aplaudidos (no daré nombres por no destripar nada a nadie). Porque sí, esto ya lo hemos visto todos, aunque con menos presupuesto y peor empaquetado. ¿Homenaje? Lo compro, pero que nadie me diga, por favor, que la película es ingeniosa u original, porque no.

Los personajes están bien dibujados, con un protagonista con el que empatizamos (gracias a la convincente actuación de un entregado Simu Liu, que funciona muy bien en las escenas de acción), un eficiente alivio cómico (una divertida Awkwafina) o un villano con motivaciones y matices (interpretado de forma sólida por el gran Tony Leung), pero que no es El Mandarín que nos merecíamos (le falta mala baba). Otra oportunidad perdida para hacer justicia al personaje y una excusa para que olvidamos la tomadura de pelo de la interesante pero fallida Iron Man 3 (y así esquivar la polémica del villano original Fu Manchú). No cuela, y menos cuando introduces a otro alivio cómico que causa vergüenza ajena y vuelves a caer en los mismos errores, mascota para vender Funko Pops incluida. Y es que la película tiene gags logrados, pero luego apuesta por un tipo de humor que causa sonrojo y se queda en tierra de nadie. No era la película indicada, desde luego.

No quiero olvidarme del acertado rol de la amiga del protagonista (es decir, Awkwafina), ya que renuncian a la manida subtrama de interés romántico, apostando por convertirla en el alivio cómico, siendo algo que no recuerdo haber visto en ninguna otra producción, al menos reciente. Tiene sentido que hayan fichado a una actriz acostumbrada a la comedia para el papel, siendo un movimiento tan inteligente como feminista, al dotar del papel cómico a la amiga, ne vez de meter a un personaje masculino en su lugar, como de costumbre. Un gran primer paso para derribar el estigma de que las mujeres no puedes ser graciosas e irresponsables, que es lo que se ha estado vendiendo en Hollywood durante décadas. Ahí te he visto, Marvel.

La banda sonora está bien, pero no está entre lo mejor del UCM, y hay un abuso incesante de éxitos del momento, seguramente con la intención de satisfacer a los más jóvenes, pero que al resto nos chirría bastante, en especial porque es un recurso que no se suele usar, dándole prioridad a las composiciones. ¿El futuro del estudio en cuanto a música? Por Dios, espero que no…

Y antes de finalizar, me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre lo que está pasando con esta película, que es lo mismo que sucedió con Capitana Marvel (curiosamente no fue el caso de Black Widow) en su momento, que no es otra cosa que el hecho de que muchos se aventuren a decir que ‘Shang-Chi’ es la mejor película de orígenes (Doctor Strange o Iron Man no estarían de acuerdo) o una de las mejores de Marvel. No voy a entrar a discutir las opiniones de cada uno ni lo que lleva a darlas de forma tan entusiasta (la mayoría de preestrenos…), pero dos años después pocos destacan Capitana Marvel, y estoy seguro que va a suceder lo mismo con ‘Shang-Chi’, la cual muchos están aplaudiendo a rabiar.

Seamos sinceros, la Fase 4 no está funcionando al mismo nivel que las anteriores películas, con personajes retales que buscan congraciarse con el espectador y dejar la misma huella que los que ya se han ido. Ya os adelanto que eso no va a suceder. Quizás ‘Los 4 Fantásticos’ o los ‘X-Men’ sean un rayo de esperanza, pero no las tengo todas conmigo, y ‘Shang-Chi’ es otro ejemplo de que Marvel está ofreciendo productos entretenidos, pero no que generan el mismo impacto que sus antecesoras, por mucho que jueguen a eso con infinidad de referencias y cameos. Quizás sean cosas mías, pero es la sensación que tengo y me apetecía compartirla. Que ojo, si me das a elegir, me uno a la fiesta y me pongo a aplaudir con los que celebráis estas últimas producciones. Ojalá, pero debo ser sincero a mí mismo.

En conclusión, estamos ante una entretenida película de artes marciales, que funciona con su propia identidad y presenta una dirección (esos combates) y reparto inspirados, pero que abusa de los efectos visuales y de un humor zafio (el de la segunda mitad), aparte del comentado traspiés en la segunda hora, siendo imposible remontar y estacándose sin remedio. La primera mitad genial, aunque casi todo esté en los adelantos, pero la segunda peca de irregular y fallida. Y ojo a las escenas post-créditos (sí, dos), que se esfuerzan por atraernos con cebos, pero que se notan muy forzadas, además de incongruentes. Al igual que me pasó con Black Widow, no está entre lo mejor que he visto este año, siendo otra pequeña decepción que no ha cumplido las expectativas. Será cosa mía, que he perdido la ilusión… ¿o no?

Crítica en vídeo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: