El ingenio del amo de casa (The Ingenuity of the Househusband) – Serie Netflix – Una innecesaria copia que desmerece a la estupenda ‘De yakuza a amo de casa’

‘De yakuza a amo de casa’ es una estupenda serie de anime, cortesía de Netflix (algo bueno debían tener), y que se consumía como un suspiro, siendo una propuesta fresca, amena y con unos de los protagonistas más carismáticos de los últimos años. Se ve que la serie fue un éxito (se ha confirmado segunda temporada, lo que no deja de ser una estupenda noticia), porque la plataforma ha tardado bien poco en mover ficha, ofreciendo un aperitivo a modo de espera y en formato live action, que nos presenta a un amo de casa… que no es yakuza.

Las vibraciones no eran las mejores del mundo, pero he decidido darle una oportunidad, animado por la corta duración de la serie, siendo cinco episodios de apenas seis minutos cada uno, lo que hace que la producción al completo no supere la de un episodio de veinticinco minutos. Y bien, una vez dicho todo esto, la duración es lo único bueno que se puede destacar de la propuesta, siendo una tontería que espantará a más de uno, al consistir en ver a un actor japonés haciendo las tareas del hogar. Eso es todo.

No sé a quién se le ocurrió la “estupenda” idea, pero la expresión “igual de interesante que emparejar mis calcetines” cobra todo el sentido del mundo, porque prácticamente es lo que ofrece este perezoso e insustancial producto, con el único interés de mostrarnos algunos trucos para el hogar, que oye, también es de agradecer, aunque la mayoría sólo sirven si vives en Japón, dejando claro a quién está destinada esta producción. No negaré que el episodio de la limpieza me ha convencido, pero no es suficiente para justificar el resto, con un humor de guardería y un protagonista que está a años luz del visto en la serie animada.

‘Spoiler del inesperado e intenso final de un episodio… perdón’

Dudo que los mismos responsables de aquélla estén involucrados en esto, entre otras cosas porque no han entendido nada. Lo que hacia fascinante a la serie original no era ver a un yakuza haciendo las tareas del hogar, sino que lo hiciese un personaje con un carácter tan enigmático y rocambolesco, aderezado todo con un humor que daba en la diana. Sigo sin comprender que han pretendido hacer con este experimento fallido, pero lo único que se me ocurre es que la plataforma ha visto la oportunidad perfecta de aprovechar el éxito de la serie anime, encasquetándonos a traición la que seguramente sea la producción más barata de la historia de Netflix.

Bien jugado, aunque a la larga quizás les estalle este tipo de estrategias con el único motivo de rellenar catálogo. Ellos verán, aunque al menos han tenido el buen gusto de hacernos perder apenas veinticinco minutos. Perdonable, pero no tanto cuando nos atormentan con producciones de hora y media. Otro ejemplo más de que a Netflix ya le da igual todo. Me conformo con que no hayan cancelado (es su pasión) la estupenda ‘De Yakuza a amo de casa’ y podamos disfrutar de una segunda temporada. Menos es nada, y la nada es esta serie que nadie había pedido. Ni para los fans de la original.

Crítica en vídeo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: