The Witcher: La pesadilla del lobo (Nightmare of the Wolf) – Película Netflix – Una estupenda precuela animada que supera con creces a la serie original

Seamos sinceros, The Witcher fue una soberana decepción que convenció a muy pocos, destacando solamente por algunas coreografías (sobre todo las de los primeros episodios), la maravillosa banda sonora (el ya mítico Toss a coin to your Witcher) o la presencia imponente de Henry Cavill. Fuera de eso, poco más había por rascar, aunque tampoco es justo que se le colgase el título de heredera de Juego de Tronos antes de tiempo. Dicho esto, sobra decir que no tenía demasiadas expectativas a la hora de abordar esta precuela animada, titulada La pesadilla del lobo, y que nos narra hechos anteriores a la serie de Netflix. Debido a ello, la sorpresa ha sido mayor, ya que no sólo estamos ante una película entretenida y fascinante, sino también ante una propuesta muy superior a la serie con Cavill (lo sé, tampoco era muy complicado).

Y es que en esta cinta animada se tienen las cosas mucho más claras, presentando una historia atractiva y plagada de personajes con carisma, algo de lo que adolecía la serie original. Es cierto que en sus primeros compases parece una nueva temporada de Castlevania (me lo dices sin saber nada del film y me lo creo), pero afortunadamente la mitología de este universo nos recuerda que estamos ante una precuela de los hechos acontecidos en la serie. Ya desde un primer momento se aprecia que todo fluye mejor que en la producción con Cavill, no enredándose en tramas innecesarias y yendo al meollo de la cuestión desde el minuto uno. También se agradece la corta duración de la película, siendo de apenas ochenta minutos y dejando la sensación de que no sobra ni falta nada. Así da gusto.

En cuanto a la animación, funciona a la perfección, con una sabia combinación de técnicas 2D y 3D (ya sabéis que es lo que se utiliza hoy en día) que no chirría e incluso sorprenden, además unos combates de espada que están a la altura de lo visto en la última temporada de Castlevania. Menciono la adaptación del videojuego porque los estilos de combate y los personajes quizás se parezcan demasiado, pero la precuela de The Witcher pronto se distancia, ya sea a la hora de ofrecer una historia menos confusa o simplemente una propuesta mucho más satisfactoria. Cabe preguntarse si no habría sido mejor hacer la serie de The Witcher con animación en vez de gastar recursos y actores en una serie cuyos guiones no están a la altura de las circunstancias. Se habría acercado menos gente, estoy seguro, pero habría sido un gran ahorro para los productores, desde luego. Ahí lo dejo.

La serie no escatima en violencia y crueldad, siendo este último factor el que nos impide empatizar con la mayoría de personajes (incluido el protagonista, al menos en gran parte del metraje), aunque siendo sinceros, no hemos venido aquí a hacer amigos, sabiendo de antemano que estamos ante un universo crudo y que no hace prisioneros, no estando de más advertirlo (por los despistados), aunque jamás se alcanza la brutalidad de la mencionada serie de los vampiros. Eso sí, el protagonista funciona de forma espectacular (nos quedamos con ganas de saber más), así como alguno de los secundarios, superando a los personajes de la ruidosa serie en imagen real (incluido Geralt). Es por ello que cuesta creer que los mismos guionistas de la serie con Henry Cavill repitan en esta producción animada, siendo su labor mucho más inspirada. ¿Quizás han tenido menos presiones y más libertad al ser un producto más pequeño? Quién sabe, pero los resultados son muy dispares.

Sinceramente, el problema de esta precuela es que nos recuerda que la serie en imagen real podría haber sido mucho mejor de lo que acabó siendo, que no es otra cosa que un producto tan caótico como fallido, y que no dio lo que prometía. Espero que los responsables de la serie hayan tomado buena nota de cómo se deben hacer las cosas, porque algo me dice que la segunda temporada tampoco estará a la altura de este aperitivo que han orquestado para que la espera sea menor, aunque seguramente el aperitivo acabe siendo lo más rico del menú. Una violenta aventura de capa y espada de las de toda la vida, que supera con creces el material original (me refiero a la serie, no a los videojuegos o las novelas). Este es el camino a seguir.

Crítica en vídeo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: