Nuevo sabor a cereza – Brand New Cherry Flavor – Serie Netflix – Un pastiche de ideas que busca evocar a David Lynch pero que se queda en tierra de nadie

Nuevo sabor a cereza (Brand New Cherry Flavor) es la nueva miniserie (espero que eso lo respeten y no nos amenacen con una segunda temporada, por nuestra salud mental) de Netflix, siendo un producto que se ha vendido como un híbrido entre el cine de David Lynch y la denuncia al lado oscuro de Hollywood (ya sabéis, cuando algo está de moda…). Ya os adelanto que ni una cosa ni al otra, siendo otra decepción de la plataforma que no recomendaría ni a los fans del cineasta al que pretenden homenajear los responsables de esta patochada sin sentido. Como era de esperar, los críticos profesionales han caído rendidos a los pies de esta propuesta, ya que les das algo pretencioso y con ínfulas, y aplauden hasta con las nalgas, cuando no hay que ser un profesional del medio para saber que estamos ante una producción que va a generar rechazo. Y no, no será por su obsesión por intentar escandalizar a cada escena. Ni con eso nos podemos consolar…

Técnicamente la serie cumple, aunque no asistimos a ningún momento que haga destacar la labor tras las cámaras de los encargados de este apartado. La serie sucede a principios de los 90, y aunque se captura más o menos la esencia de esa maravillosa época (la infinidad de referencias a producciones de esos años ayuda), nada justifica que la acción suceda en ese período de tiempo. Bueno, quizás un intento frustrado de resultar cool, quién sabe. Todo cobra mayor sentido cuando descubrimos que hay varios guionistas detrás de la serie (por lo menos tres), los cuales seguramente estuvieron encerrados en habitaciones individuales, con órdenes estrictas de no hablar entre ellos, porque de otra forma no se puede explicar este desaguisado.

La serie no sabe qué quiere ser, si un thriller sobrenatural, una crítica a Hollywood o un homenaje al inclasificable cine de Lynch, o quizás todo ello a la vez, siendo un imposible cóctel de géneros que jamás funciona y que se queda en tierra de nadie, siendo un producto de difícil digestión (para mí imposible). Estoy leyendo por ahí que la serie es grotesca, transgresora o bizarra. Nada más lejos de la realidad, ya que no escandaliza en ningún momento, siendo un claro caso de ‘Mucho ruido y pocas nueces’ provocado por unos críticos que cada vez se conforman con menos, engañando a los pobres espectadores que caigan rendidos ante su pleitesía a una producción del montón que todos (incluso ellos) habremos olvidado más pronto que tarde. De verdad, dejemos de alabarlo todo sin mesura, que luego llegan los enfados.

En el reparto tenemos a una entregada y convincente Rosa Salazar (Alita: Ángel de combate), siendo lo mejor de la serie, pero de lejos. Es una lástima que desperdicie su buen hacer en una serie tan mediocre, pero eh, quizás sean apreciaciones mías y este subproducto le suponga un empujón en su prometedora carrera. No tendría objeción alguna. Los secundarios bien, destacando a una enigmática Catherine Keener a la que Hollywood le ha dado la espalda demasiado pronto, y de ahí que se tenga que conformar con papeles como éste. Ahí sí que hay una prometedora serie con crítica al Star-system. No digo más.

En conclusión, otra bobada de Netflix (y van…), que ha sido aplaudida hasta con las orejas (no quiero ser mal pensado…), y que estoy seguro que provocará el arqueo de ceja a los incautos que se acerquen a ella (seguramente animados por las reseñas positivas), no siendo a causa del intento desesperado de la serie por incomodar al público con sus truculentas escenas, sino más bien porque estamos ante una estupidez que será mejor enterrar en el olvido cuanto antes, por nuestro bien. Y a esos que se emocionan con esta memez (tranquilos, me refiero a los críticos a los que les pagan, si como espectador te ha fascinado, lo celebro), hablamos en un par de meses, cuando hagas tus rankings de lo mejor del año, y no haya ni rastro de Nuevo sabor a cereza. Si es que te tienes que reír…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: