No se puede huir del amor – Resort to Love – Película Netflix – Una simpática comedia que cumple su cometido a pesar de ser una más

Me acerqué a No se puede huir del amor (Resort to Love), sabiendo exactamente lo que me iba a encontrar, siendo una de esas producciones con un esquema básico y que no engañan a nadie. La película es la nueva comedia romántica (con más de lo segundo que de lo primero) de Netflix, con la promesa de refrescarnos (sucede en un hotel vacacional de ensueño) y hacernos pasar un rato ameno y entretenido. Y lo mejor es que el film lo consigue, siendo una propuesta que ya hemos visto todos, pero que cumple su cometido de hacer pasar un buen rato a la perfección.

El director (habituado a la comedia) sabe sacarle partido a los escenarios paradisiacos que pueblan el film, siendo una de las grandes bazas del mismo (se ha rodado en Mauricio, por si alguien tiene curiosidad). No es un trabajo especialmente memorable, pero cumple y seguramente esté un poco por encima del nivel esperado en un producto de estas características.

En cuanto al guion, nos presenta una historia predecible (todos sabemos cómo va a acabar la cosa) y que todos hemos visto con anterioridad, pero sin desaprovechar la oportunidad de presentar a unos personajes que caen bien (aunque algunos secundarios podrían haber dado más de sí), protagonistas de un film de enredos de los de toda la vida, que no innova en absolutamente nada, pero que se deja ver. Cierto es que la película podría haber apostado más por el humor, siendo en su lugar un producto ameno y desenfadado que dibuja una sonrisa una vez aparecen los créditos finales.

En cuanto al reparto, destaca Christina Milian (actriz y cantante vista en Be Cool) como gran protagonista, entregándose a su personaje y deleitándonos con su gran voz. El resto de secundarios no se queda atrás, presentando interpretaciones más que correctas y convincentes, siendo algo sorprendente teniendo en cuenta el tipo de producto que es. Se agradece la implicación y que se tomen en serio su trabajo a pesar de la premisa.

En conclusión, una comedia sin complejos ni pretensiones de ningún tipo, que sirve para pasar el rato y que seguramente sea de usar y tirar, pero que ofrece los suficientes alicientes como para recomendarla a los fans del género y los que sepan qué tipo de producto es. Si se aceptan las reglas del juego, seguramente te lo pases pipa, y eso ya es digno de agradecer. Pues oye, ni tan mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: