Ray – Satyajit Ray – Serie Netflix – Una antología diferente pero algo fallida

Producción india de Netflix, Satyajit Ray es una serie de cuatro relatos que coquetea con el thriller y la sátira (por no decir mala baba), siendo algo novedoso y diferente. Personalmente, le he dado una oportunidad porque me atraen las antologías y las historias autoconclusivas, siendo una apuesta arriesgada ya que no había ninguna reseña ni valoración al momento de hacer esta crítica. Vamos, que es otra producción de la plataforma que se estrena por la puerta de atrás y que seguramente sólo llame la atención en su país de origen (ni se han molestado en doblarla). Un clásico…

Dejando a un lado las inexistentes campañas de marketing de la plataforma más poderosa (de momento…), tengo que reconocer que me ha sorprendido la serie, ya sea por su cóctel de géneros, el desenlace de algunas historias o simplemente porque todas entretienen, aunque algo impide a la propuesta ser más redonda, dejando la sensación agridulce de que no se ha puesto toda la carne en el asador.

Nada que objetar respecto a los aspectos técnicos, ya que todo fluye visualmente, siendo una producción que nada tiene que envidiar a otras con presupuestos más generosos. Quizás el tema del maquillaje no acabe de cuajar del todo en el segundo episodio (cuya trama gira entorno a ese elemento), pero fuera de eso, la dirección es más que competente y sólida. Eso sí, los episodios casi duran una hora, cuando se podría haber contado lo mismo en menos tiempo (cuarenta minutos habría sido fabuloso), ralentizando el ritmo por querer contar demasiado, como en los dos primeros episodios.

En cuanto a la trama, estamos ante una adaptación de los relatos de Satyajit Ray, popular director de cine (al menos en la India), de ahí el título de la propuesta. No todas los relatos están al mismo nivel, cojeando precisamente el primero (No me olvides), al ser el menos inspirado y carente de garra, aunque tiene elementos interesantes, como el desenlace. Es curioso que se haya apostado por esta historia como carta de presentación, ya que estoy seguro que muchos se bajarán del barco antes de tiempo (yo casi lo hago).

La segunda historia (El Impostor) es la que quizás más coquetee con el terror (salvando las distancias), en un episodio que bien podría haber formado parte de Historias de la Cripta, al contar con una trama truculenta y cargada de mala leche, además de un desenlace crudo, aunque demasiado abrupto (parece como si no supiesen cómo acabar la historia). Desde luego es la más tétrica y oscura del conjunto, aunque no por ello la mejor, pero se agradecen las intenciones (atención a la parte final).

Y es que considero que los dos últimos episodios (¿A qué viene tanto lío? y El centro de las miradas) son los mejores, ambos con un mensaje más optimista, y con desenlaces bastante curiosos, en especial el tercer episodio, siendo una historia que te deja a cuadros por un desenlace tan extraño. Una rareza que todavía estoy analizando. Lo mismo se puede decir del cuarto, con otro cierre que deja satisfecho. Cuesta creer que las cuatro historias pertenezcan a la misma serie (o sean del mismo autor), ya que abordan géneros y asuntos que poco o nada tienen que ver entre ellas (con la excepción de las dos últimas).

Otro gran acierto de la serie es el sensacional reparto, con un elenco de protagonistas y secundarios que lo dan todo y hacen verosímiles sus complicados papeles, en especial los papeles principales. Un gran nivel que eleva el conjunto final y logra que nos creamos unas historias que de otra forma podrían haber caído en el ridículo, gracias a la naturalidad de sus interpretaciones. Todos funcionan, siendo uno de los aspectos más destacables de la producción.

Eso sí, que nadie espere una antología de terror, porque no la va a encontrar. Aquí estamos ante cuentos con moraleja (siendo quizás, algo similar a Cuentos Asombrosos), que buscan entretener y contar algo, pero que seguramente alejen al espectador acostumbrado a otro tipo de historias, notándose que tiene un sello e identidad que es indivisible de la cultura hindú. Por mi parte nada que objetar, ya que me he dejado llevar y he disfrutado con casi todas las historias (la primera es demasiado densa y pausada), agradeciendo una producción diferente y que intente ofrecer algo nuevo, pero me da que voy a estar solo en esto. Una propuesta curiosa, aunque no sea nada del otro mundo al no aprovechar todos sus elementos y quedarse a medio gas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: