Un mundo complicado (Jagame Thandhiram) – Película Netflix – Una caótica película de mafiosos que no sabe qué quiere ser y se hace interminable

Añadida recientemente al catálogo de Netflix, Un mundo complicado es una propuesta india en la que se nos presenta a un peculiar criminal que se ve envuelto en un conflicto de bandas. No tenía ningún tipo de expectativa o prejuicio, más allá de que la premisa me llamaba la atención (así como el tráiler), aunque la duración (de dos horas y media…) me hacía dudar. Finalmente me he arriesgado, encontrándome con una producción de mafiosos que empieza muy bien y… no acaba tan bien. Y es que estamos ante una película que no sabe qué quiere ser, navegando entre distintos géneros y perdiéndose en todos ellos. Pero mejor vayamos por partes.

Nada se le puede reprochar a la labor tras las cámaras del director, ofreciendo una cinta de gangsters que funciona en los momentos de acción (a pesar de que las explosiones dejan bastante que desear, en especial debido al pobre CGI), con un trabajo con ecos de Guy Ritchie (el humor socarrón del principio) o Scorsese (el uso de la violencia), aunque sin el ritmo del primero ni la sabiduría del segundo, pero las intenciones están ahí, siendo un trabajo sólido y que no desentona. El problema es el guion, cortesía del mismo director, con una historia que dura unas interminables e injustificables dos horas y media, lo que lastra el ritmo de la propuesta y lo sentencia sin remedio.

Tampoco ayuda que la película comience como una comedia de mafiosos (siendo lo más acertado de la cinta), para acabar siendo un drama con mensaje, echando por tierra los logros obtenidos hasta el momento. Y es que la primera hora y media funciona, pero el director y guionista decide dar un giro de 180 grados, metiendo con calzador una subtrama para hacer apología de la inmigración, elemento con el que no estoy en contra, pero que rompe con lo visto hasta el momento, abandonando el tono jocoso y humor grueso de su primera mitad. Dos películas conviven en un mismo film, y una es mejor que la otra, pero de lejos.

Al comienzo se presenta a un alocado y chulesco protagonista, el cual capta nuestra atención en los primeros compases (siendo mérito de su estupendo actor). Lamentablemente, también es incapaz de sostener el interés en el film, debido a que su personaje también se ve atrapado por el absurdo giro hacia el melodrama barato y sin garra. Cierto es que en los últimos minutos se recupera un poco del garbo mostrado en la primera mitad, pero todo se cierra con un final absurdo e inverosímil, que no justifica el viaje y hace preguntarse el por qué de ese cambio tan abrupto y fallido, además de una duración tan extensa, cuando esta misma historia se podría haber contado en hora y media (lo que la habría convertido en una producción redonda), de haberse hecho las cosas correctamente.

En cuanto al reparto, destacar a su gran protagonista, saboreando el peculiar personaje que le han puesto en las manos (una suerte de Tony Montana, notándose las inspiraciones del responsable del proyecto), siendo una interpretación hilarante y entregada. También mencionar la gran labor de James Cosmo, el cual despliega su experiencia y buen hacer en su despiadado rol de villano. El resto cumple, sin más.

En conclusión, nos tendremos que conformar con lo que podría haber sido y no fue, porque a la película le sobran minutos y personajes (sobra la subtrama romántica), en un cóctel que comienza de forma estupenda como comedia de mafiosos, pero que luego deriva en un insulso drama sobre la inmigración, cuyo mensaje tiene fuerza y es necesario, pero que sentencia a un film que podría haber dado mucho más de sí. Me quedo con el protagonista y su primera mitad, porque el resto no hay por dónde cogerlo. Es curioso el caso de producciones que empiezan muy bien y luego traicionan la confianza del espectador, presentando nuevas tramas que nadie había pedido y removiendo los géneros, lo que desemboca en cintas fallidas y que acaban quedándose en tierra de nadie. Algo me dice que no será el último ejemplo, pero si tenéis curiosidad en esta propuesta de mafiosos indios e ingleses, adelante. Una pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: