Barrenderos espaciales – Space Sweepers – Película Netflix – Crítica – Una entretenida y visualmente fascinante aventura espacial que peca de irregular

Es innegable que Corea del Sur está ofreciendo propuestas de calidad desde hace muchos años, y sus producciones para Netflix no son una excepción. Es por ello que, desde que supe de la existencia de Barrenderos espaciales, me apunté sin dudarlo a su promesa de una alocada cinta de aventuras y ciencia ficción. Lo que jamás hubiese esperado es un blockbuster semejante, siendo la respuesta coreana a Guardianes de la Galaxia. ¿Cuál es el único problema? Su irregular historia y su excesiva duración, pero mejor vayamos por partes.

Técnicamente es impecable, notándose el generoso presupuesto, con unos asombrosos efectos especiales que jamás chirrían y que nada tienen que envidiar a películas de Hollywood mucho más grandilocuentes. Lo mismo se puede decir de la dirección, con unas estupendas escenas de acción, aunque vivimos en unos tiempos en los que ya está todo visto, por lo que cuesta impresionar a estas alturas del cuento. Tampoco hubiese estado nada mal poder disfrutar de un espectáculo palomitero como el que nos ocupa en una sala de cine, pero son los tiempos que corren.

El problema es que el director y guionista (escribiendo la historia junto a otros compañeros) peca de excesivo, con una injustificable duración de más de dos horas, dejando la sensación de que se podría haber contado lo mismo en menos tiempo. Tampoco ayuda una historia que es incapaz de mantener el ritmo inicial, con un inicio prometedor y un final sensacional, pero un nudo que no está a la altura de las circunstancias. Quizás el gran error sea que la película se toma demasiado en serio a sí misma, ya que no sabe muy bien qué quiere ser, si una desenfadada comedia espacial, un drama con tintes cómicos, una aventura con mezcla de géneros o simplemente evasión.

El caso es que se abordan demasiados temas y se aplican muchos géneros, dejando la sensación de estar ante una obra algo irregular y a la que le cuesta encontrar su propio camino. Eso es algo que le sucede también al señor Luc Besson, notándose sus influencias en el film que nos ocupa, aunque esta cinta es infinitamente superior a la muy fallida Valerian. Es más, seguro que le habría encantado hacerla al cineasta francés, porque entretenida lo es un rato, a pesar de lo comentado.

Los personajes también están muy logrados, en especial Tiger (con uno de los mejores momentos de la propuesta), la niña protagonista (imposible no encariñarse con ella) o el/la hilarante robot, aunque no se puede negar que el protagonista y la capitana van perdiendo garra a medida que avanza el film, incapaces de mantener sus geniales roles del inicio. Sobra decir que parte del triunfo es de los actores, todos a la altura de las circunstancias, aunque no acaba de funcionar del todo Richard Armitage (Thorin en la trilogía de El Hobbit) como desaprovechado villano, siendo más culpa de lo desdibujado que está su personaje que de su labor como intérprete.

En conclusión, estamos ante una entretenida y visualmente fascinante aventura espacial, que da más de lo que promete (personalmente esperaba un producto menos inspirado y más de usar y tirar), pero que ofrece tantas cosas acertadas que deja la sensación de que podría haber sido mucho mejor y uno de los mejores blockbusters de los últimos años. Me quedo con lo bueno, y si nada se tuerce, seguramente acabemos el año hablando de una de las mejores películas de 2021. Quién lo hubiese dicho… Increíble lo de Corea del Sur. Más, por favor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: