Acosador nocturno: A la caza de un asesino en serie – Night Stalker: The Hunt for a Serial Killer – Serie Documental Netflix – Crítica – Una interesante investigación y brutal retrato de un monstruo despiadado

Me encantan los documentales que relatan hechos verídicos, y en eso Netflix no suele decepcionar (no se puede decir lo mismo de sus series y películas…). Sin embargo, tenía serias dudas sobre embarcarme en esta miniserie documental de cuatro episodios sobre el asesino en serie Night Stalker (Acosador Nocturno), infame individuo que asesinó y violó a incontables víctimas. Obviamente, la crudeza de la historia me hacía tener reticencias, pero finalmente he decidido arriesgarme con esta macabra historia.

Una vez vista la miniserie, puedo confirmar que estamos ante una propuesta muy interesante y fascinante (más por la investigación que no por la personalidad del asesino, que es lo típico que se busca con este tipo de casos), pero que no llega a ser redonda por un exceso de elementos. Y es que hablamos de cuatro episodios de cuarenta y cinco minutos cada uno, dejando la sensación de que podría haberse contado lo mismo (cortando tramos, obviamente) en una película de hora y media, ya que sobran testimonios y hechos (algunos que nada tienen que ver con el caso en sí). Y no, no me refiero a los supervivientes de ese sádico, sino más bien a los investigadores principales, con un exceso de minutos y protagonismo. Todavía me pregunto qué interés tienen cuando no fueron claves en la resolución del caso.

Me interesa mucho más el papel de otros investigadores (hay uno que sí fue clave y que aparece demasiado poco), así como las noticias y archivos de los medios de la época, que no las desventuras de dos investigadores en los que el documental quiere indagar de más, cuando la clave del caso no está ni en sus vidas ni en su pasado. Quizás los responsables de la miniserie hayan optado por presentar unas caras visibles para narrar los hechos, pero si se hubiesen obviado ciertos aspectos, nos habríamos ahorrado algo de relleno. Y eso es algo de lo que adolecen no pocos documentales.

Esto se puede trasladar también los entrevistados, ya que algunos no aportan demasiado. Considero que se tendría que haber revisado en la sala de montaje, pero claro, si quieres presentar la propuesta como una miniserie, cuantos más minutos mejor, cuando no le habría venido mal una edición del material, porque hay asuntos que no aportan nada y ralentizan el devenir de los acontecimientos.

A pesar de los peros, el documental jamás llega a aburrirnos, en especial por el atractivo de la investigación, a pesar de los hechos, en un último episodio con final inesperado (si no se conoce la historia), demostrando que los ciudadanos también tenían que decir algo al respecto, y dejando a la policía en bastante mal lugar. Por cierto, no sé si lo han hecho por aprovechar el actual odio que se tiene a éstos, pero los dardos no son pocos, en una investigación chapucera que generó más víctimas de las necesarias.

Respecto a la dureza del documental, sí, no es de fácil digestión, con escenas de crímenes bastante evidentes, por mucho que tapen caras y orificios de bala (quizás no era necesario mostrar tanto, seamos sinceros). Tampoco ayudan los testimonios de las víctimas que lograron salir con vida, algunas de ellas menores de edad. No es una experiencia apta para todos los públicos, por lo que si eres muy aprensivo, no te lo recomiendo en absoluto.

En cuanto a los aspectos técnicos, nada que reprochar, ya que todo luce impecable y se combinan muy bien las entrevistas y montajes actuales con las imágenes de archivo, en un conjunto que siempre está a la altura de las circunstancias. Es curioso que la plataforma ponga más mimo en sus series documentales que no en sus producciones más ambiciosas, como son sus series y películas en exclusiva.

En conclusión, estamos ante un documento imprescindible para los que disfruten con este tipo de sucesos (el resto mejor ni acercarse), ya que no debemos olvidar que los demonios existen, y que el mal acecha en cada rincón. Y el caso de este psicópata (no existe todavía palabra malsonante que lo pueda definir) no es una excepción. Otro documental de Netflix que cumple su función a la perfección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: