Big Mouth Temporada 4 – Serie Netflix – Crítica – Más escatológica y arriesgada, pero también la peor temporada de la serie

Críticas temporadas anteriores

Big Mouth es una serie de animación para adultos de Netflix, plataforma a la que se le podrán achacar muchas cosas, pero ofrece producciones arriesgadas y políticamente incorrectas (Paradise Police sería un ejemplo perfecto), y la propuesta que nos ocupa no es una excepción. Después de tres fabulosas temporadas, confirmando que es una de las mejores series de animación del momento, tenía muchas ganas de hincarle el diente a la nueva temporada, con la promesa de bastantes cambios, algunos de ellos forzados, como el cambio de doblaje de uno de los personajes debido al movimiento Black Lives Matter. Eso sí, si se ve la serie en castellano, que nadie espere referencia alguna al cambio de doblaje en el personaje de Missy, el cual llega en el último episodio de la temporada.

Polémicas a parte, la temporada comienza con nuestros jóvenes protagonistas en un campamento de verano, siendo una trama que dura tres episodios y que podría calificarse, sin temor a equívoco, como lo peor de la temporada, hasta el punto de que parece una temporada aparte (debería haber sido un especial, como el de San Valentín). En el primer episodio quizás no se intuya del todo, porque los fans hemos venido a pasárnoslo bien con ilusión, pero el bajón de calidad queda patente en los siguientes capítulos, por mucho que nos presenten novedades como el Mosquito de la ansiedad (que no está mal, pero que tampoco aporta demasiado), o sean mucho más brutos y escatológicos, muchas veces de forma exagerada o incluso innecesaria (se pasan de frenada…). Y es que por ser más evidente y bestia no significa que seas mejor, y este es el ejemplo perfecto.

También le han cogido el gusto a eso de romper la cuarta pared y hablarle al espectador de tú a tú (recurso más que sobreexplotado desde que llegó la primera de Deadpool), anunciando una quinta temporada, que quizás sea algo demasiado imprudente por parte de los responsables, ya que todos sabemos que Netflix tiene las tijeras de podar a punto, y más en el año que nos ocupa, donde se han cargado producciones sin pestañear, lo que no les ha dejado en muy buen lugar, todo sea dicho.

Por suerte, la cosa mejora en los siguientes episodios, con unos capítulos finales (los dos últimos son los mejores de la temporada) que hacen recuperar la esperanza en la serie, aunque jamás alcanza el nivel de las anteriores temporadas, notándose que la serie se está alargando demasiado, y el anuncio de una quinta temporada quizás no ayude demasiado. Creo que deberían parar ahí, porque se ha perdido la frescura de sus inicios, cuando era un producto único y provocador, abordando temas tabús (más que necesarios), los cuales otras series no se atreven a mencionar ni por error.

En cuanto a la polémica del doblaje del personaje de Missy (de padre negro y madre blanca), en el que una actriz blanca la doblaba, lo que levantó muchas críticas a raíz del mentado movimiento, parece que la serie hace un contra alegato, como en el episodio centrado en este personaje, en el que sus familiares negros le exigen que se comporte como tal y no reniegue de su cultura, siendo un ácido (y acertado) dardo que me extraña que no haya levantado más ampollas. Los mismos ya se cabrearon con la estupenda Green Book por ver a un personaje negro queriendo ser él mismo (es decir, aficionado a la música clásica y refinado), pues imaginaos con esto…

Y sí, los creadores se han bajado los pantalones con el cambio de la dobladora y las disculpas de la actriz que lo ha estado haciendo durante cuatro temporadas (como ya he indicado, la cambian en el último episodio), pero los guionistas no han desaprovechado la oportunidad de mofarse de aquellos que tanto critican, pero luego son los más cerrados y, porqué no reconocerlo, racistas. Punto para la serie.

En conclusión, estamos ante la peor temporada, la cual tampoco se podría calificar de mediocre (aunque hay algún episodio que…), pero en la que se nota una preocupante bajada de calidad, y con la promesa de una nueva temporada, que espero que mejore lo visto hasta el momento, porque estábamos ante una serie diferente y especial, y ahora corre el riesgo de quedarse en algo correcto, sin más. No pierdo la esperanza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: