DreadOut – Crítica – Una descafeinada y absurda película de “terror”

Recientemente he visto la muy entretenida La reina de la magia negra, cinta de terror made in Indonesia que me sorprendió gratamente. Es por ello que revisé la filmografía del director, entre las que se encontraba la decepcionante Headshot o el film que nos ocupa, adaptación de un videojuego (que no he jugado), en la que unos inconscientes adolescentes (siempre lo son) se meten en la boca del lobo. Fuera de eso, poco más sabía al respecto, aparte de sus flojas críticas (las pocas que hay).

Teniendo en cuenta que es una película de la que nadie ha hablado ni por error (al contrario que los otros films del realizador), he decidido darle una oportunidad, con la esperanza de que fuera, como mínimo, un entretenimiento con algunos sustos. Una vez vista, no sé ni por dónde empezar, viéndome obligado a realizar una crítica con algunos spoilers, porque hay tantas bobadas que claman al cielo, que no comentar este bodrio sin desmenuzar su contenido se me hace harto imposible.

Si a pesar de mis advertencias, quieres detenerte aquí y atreverte con una cinta insípida, aburrida y que te deja igual, adelante, tan amigos. Pero en caso contrario, te invito a que sigas leyendo, más que nada para que ahorres tu tiempo (lo más valioso que tenemos) y no lo pierdas en una de las producciones de terror más sosas de los últimos años.

Y es que sorprende que el film sea del mismo director que los trabajos mencionados, plagados de violencia y gore, cuando en esta tontería no hay ni una gota de sangre, y eso que hablamos de una historia con brujas y posesiones, intentando ser una suerte de Posesión Infernal (Evil Dead), pero naufragando de forma brutal, siendo casi apta para todos los públicos.

Con deciros que por no morir, no muere ni el apuntador, cuando hay siete personajes, incluido el encargado de la seguridad del edificio (que encima cae mal), el cual, ojo al dato, pierde una mano (fuera de cámara, no vaya a ser que alguien se escandalice), recuperándola al final y poniéndola en un frasco para que se la reimplanten. ¿Pero esto qué es? Ni La casa de la pradera, oiga…

Se nota cuál es el público objetivo, es decir, el adolescente, de ahí que los personajes san tan estúpidos e insufribles, que la violencia sea tan light o directamente inexistente, o que no haya muchos esfuerzos por ofrecer algo mínimamente decente, a pesar de la prometedora premisa. Un fast food pero de imposible digestión, porque no te lo pasas ni bien.

El gran problema de la película es que el guion es un espanto (cortesía del mismo director, por cierto), con unos personajes cambiando de personalidad de una escena a otra, como el típico bromista y nervioso, que luego pasa a ser el cobarde, huyendo sin mirar atrás, para, a continuación, lanzarse contra una poseída y ayudar a una compañera (que ni le va ni le viene), sin venir a cuento. De verdad que tuve que frotarme los ojos para comprobar que lo que estaba viendo era cierto.

Tampoco ayuda que la protagonista se limite a gritar y nada más, o que sean todos una panda de sosos de mucho cuidado. Vamos, que el carisma brilla por su ausencia, estando en una de esas propuestas de terror en la que deseamos que el mal termine con sus vidas, pero ni eso nos dan, en una tortura infantilizada, a pesar de su acertado maquillaje y efectos especiales, lo único rescatable del film.

No sé hasta qué punto han sido fieles a la fuente original (es decir, el videojuego), pero se nota que han metido con calzador elementos ridículos, como el hecho de que la protagonista se defienda haciendo fotos con el móvil, siendo la debilidad de los seres malignos (¿?), o que los personajes den vueltas durante todo el film sin rumbo fijo. No sé cuántas veces pasan por el mismo sitio, regresando como si fuesen idiotas, que lo son.

En conclusión, estamos ante un despropósito, que no va a ninguna parte y que te deja igual que estabas, siendo una hora y media insustancial, entendiéndose que nadie esté hablando de ella (exceptuando este pobre incauto), siendo una mancha en la filmografía del director. Cuesta creer que la misma persona sea responsable de la recomendable La reina de la magia negra y de esta mediocridad. Mejor olvidarla cuanto antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: