Hillbilly, una elegía rural – Hillbilly Elegy – Película Netflix – Crítica – Ron Howard dirige un olvidable telefilm en el que sólo destacan sus actrices

Ron Howard es uno de los directores más irregulares del cine, capaz de propuestas más que interesantes (Willow, Rush o la injustamente vapuleada Han Solo) o directamente olvidables (El código Da Vinci, ¡Qué dilema! o El Grinch), sin olvidar la sobrevalorada y oscarizada Una mente maravillosa, drama que ya hemos olvidado todos. El caso es que sus resultados suelen ser dispares, pero, a pesar de todo, siempre suelen llamar la atención sus nuevos proyectos, como es el caso que nos ocupa.

Desde que apareció el tráiler, muchos se apresuraron a hablar de Oscars para todos los involucrados, destacando el papel de sus actrices. Pues bien, una vez llegó el film a manos de los críticos, éstos la machacaron sin piedad, dejándola como un terrible drama en el que no merecía la pena invertir nuestro tiempo. Después de verla debo confirmar que razón no les falta, siendo un telefilm insulso y sin garra, desaprovechando el talento de sus actrices y que acaba quedándose en tierra de nadie, siendo otra mancha en la filmografía de Howard y otro producto prescindible de Netflix (ya he perdido la cuenta de cuántos van este año).

Y es que el trabajo tras las cámaras de Howard no puede ser más rudimentario e insípido, pareciendo que tiene el piloto automático, y no distanciándose de cualquier telefilm de las sobremesas de la tarde. Si me dices que es la película de un director amateur, me lo creo, ya que no hay nada a destacar en la plana realización. Creo que Howard es uno de esos directores de cobrar el cheque, acomodarse en la silla y autoconvencerse de que los resultados son los esperados. Luego pasa lo que pasa.

El guion tampoco mejora la experiencia, siendo un drama de los de toda la vida, que ya hemos visto antes (familia con problemas) y que te deja casi exactamente igual que estabas al principio, intentando emocionarte pero con resultados que se quedan en una declaración de intenciones que jamás va más allá. La película es la adaptación de una novela, escrita por el propio protagonista, en lo que sería un biopic. No voy a juzgar el material original porque obviamente no he leído el libro, pero no sé hasta qué punto los responsables del film le han visto interés a esta historia, cuando es tópica hasta decir basta.

No se puede negar que hay cierta mejoría por el final de la película, siendo los mejores momentos los que comparten el protagonista y su abuela (Close), pero ya es tarde para justificar el visionado de un drama del montón que no aporta realmente nada nuevo, dejando la sensación de ser un producto decididamente olvidable. La verdad es que cabe preguntarse porqué gente tan reconocida se ha involucrado en un proyecto de estas características, el cual, sin ese director, ese reparto y el amparo de Netflix, no habría llamado la atención a nadie, siendo un nuevo caso de mucho ruido y pocas nueces.

Respecto al reparto, dejar bien claro que las dos actrices del póster no son las protagonistas, por mucho que se haya promocionado de esa forma debido a su talento y fama, siendo el personaje principal uno que no han publicitado ni por error. Dicho esto, que nadie espere nominación alguna para ninguna de las dos (bueno, quizás Close, y sería merecido), no sólo por los cuestionables resultados del film, sino también porque no son de sus mejores papeles, por mucho que las actrices lo den todo.

Amy Adams se defiende con su insufrible personaje (pero no sabéis hasta qué punto), notándose que busca acariciar el Oscar, pero es más secundaria de lo esperado y el rol que le han dado no creo que la ayude demasiado. Por lo que respecta a Close, tiene escenas poderosas (las mejores del film) y ofrece una estupenda interpretación, pero mucho me temo que esta vez se volverá a ir de vacío. El resto del reparto cumple, sin más.

Finalmente nos encontramos ante una película que ha recibido mucha más promoción y bombo del que merecía, de ahí el enfado de los críticos (que también es cierto que han afilado los cuchillos como nunca, cuando luego aplauden cosas mucho peores), en una producción bien adornada pero mal ejecutada, con un perezoso Howard y con dos geniales actrices que no pueden salvar de la quema a esta elegía al telefilm de toda la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: