Historias lamentables – Crítica – La nueva película de Javier Fesser es una comedia maravillosa que no deja indiferente

Inicialmente prevista para su paso por cines, la nueva película de Javier Fesser se ha estrenado directamente en Amazon Prime, plataforma que la ha adquirido para engrosar su interesante catálogo de estrenos (no como el de otras competidoras… y no, no me refiero a Netflix…).

Fesser, responsable de la mítica El milagro de P. Tinto, dos de las entregas de Mortadelo y Filemón (la primera y la animada), del drama Camino o de la exitosa Campeones (estas dos últimas le valieron sendos Goyas), es un director que tiene su propio estilo, siendo uno de los autores más interesantes del panorama actual, ya sea por su particular y único estilo.

Dicho esto, conviene meternos de lleno en su última película, Historias lamentables, siendo un conjunto de relatos cómicos, a cada cual más rocambolesco, donde la hilaridad y el caos se dan la mano, en la que es, posiblemente, su mejor película hasta la fecha. Repito, posiblemente.

Y es que estamos ante una desternillante propuesta, con un reparto en estado de gracia y que ofrece una serie de situaciones que sacan más de una sonrisa y carcajada, en un producto perfecto para los tiempos que corren, en los que las risas son más necesarias que nunca. Una sorpresa, vamos.

La verdad es que cuesta discernir qué relato (de un total de cuatro) es mejor, ya que todos son prácticamente redondos, con unos personajes sensacionalmente escritos (y estupendamente interpretados), en unas alocadas historias que perfectamente podrían suceder, siendo un claro homenaje al humor grueso y absurdo.

La dirección de Fesser es perfecta, con una serie de planos secuencias tremendos (en especial en el segundo relato), notándose el buen hacer y experiencia del director, aparte de imprimir su sello personal, con un tono caricaturesco que les sienta de fábula a las historias que nos presenta.

Muchas cosas se le podrán reprochar al director y guionista, pero una de ellas jamás podrá ser la originalidad, ya que, desde que comienza el film con su tronchante prólogo (el primer relato, y el más corto), sabes que estás ante algo diferente, y que vas a embarcarte en un viaje de no retorno a la locura y la mala baba, en una especie de Relatos Salvajes (salvando las distancias), pero sin violencia y con mejores intenciones.

Y por supuesto hay sorpresas, las cuales dan en la diana gracias a un guion inteligente y consciente de sí mismo, siendo una broma (con gracia) de dos horas que quizás disguste a los espectadores que no acepten las reglas del juego, pero que si ya se conoce el característico humor del cineasta y te dejas llevar, vas a estar ante una experiencia que te dejará más que satisfecho.

Gran parte del triunfo de la comedia está en su maravilloso elenco de actores, todos eternos secundarios que aquí aprovechan el regalo que se les ha dado con unas interpretaciones impecables y que te crees, por mucho que todo sea tan surrealista. Me alegro de que hayan tenido esta oportunidad para demostrar que merecen papeles con más minutos.

Y no sé qué más se puede decir de esta pequeña joya, ya que lo mejor es llegar a ella sin saber apenas nada, dispuesto a pasar dos horas que es imposible que te dejen indiferente. ¿La mejor película de Fesser? El tiempo dirá, pero es, de lejos, una de las mejores películas del año. Gracias, Javier.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: