¿En qué piensan los hombres? – What Men Want – Crítica – Un remake que se deja ver pero que no aprovecha su peculiar premisa

¿En qué piensan las mujeres? (What Women Want) fue una simpática comedia protagonizada por Mel Gibson y Helen Hunt, la cual cosechó una gran recepción por parte del público, aparte de ser un arrollador éxito de taquilla, en unos tiempos en los que productos de este tipo arrasaban sin problemas. Casi dos décadas después llega un tardío remake, dándole la vuelta, ya que ahora la protagonista es femenina y es ella quien escucha a los hombres. Y luego dicen que Hollywood no es original…

Esta nueva propuesta se titula ¿En qué piensan los hombres? (What Men Want) (lo dicho, originalidad…), la cual se estrenó con críticas mucho menos entusiastas, siendo un relativo éxito de taquilla, aunque jamás al nivel de la original. La verdad es que temía encontrarme ante una bobada que se limitase a copiar a la original, pero una vez vista puedo confirmar que estamos ante una simpática comedia, que se deja ver y no se limita a calcar, presentando su propia historia. No obstante, no sabe aprovechar su premisa principal, que no es otra cosa que escuchar los pensamientos de los hombres.

La película cumple técnicamente, siendo una comedia con un trabajo tras las cámaras tan correcto como convencional, no destacando en ese aspecto en absoluto. Obviamente esta producción es una rápida respuesta al auge del feminismo (que no me cansaré de decir que lo están malinterpretando en Hollywood como una moda, aprovechándolo como tal), presentando a una protagonista afroamericana (aspecto que sólo mencionan en un momento… curioso, cuando menos) a la que los hombres ningunean profesionalmente.

Es un punto interesante, pero la película tiene tantos personajes y aborda tantas tramas que al final uno se olvida del componente principal, olvidándose el curioso recurso de escuchar los pensamientos de los hombres bien pronto. Los personajes funcionan, pero como ya he indicado hay un exceso de los mismos, destacando su protagonista, interpretada por una entregada Taraji P.Henson (excelente actriz, por cierto), con la cual te implicas y cae bien, cosa importante en este tipo de productos. Por ahí también se pasea el cómico Tracy Morgan, en un rol demasiado secundario pero que cumple su cometido.

Una vez finaliza la película, te quedas con la sensación de haber visto una correcta comedia, perfecta para pasar un rato entretenido, pero que no provoca demasiadas risas y que se podría haber realizado sin necesidad de ser un remake de la original, ya que si se quita el recurso de escuchar la mente de los hombres, la película hubiese seguido siendo la misma. Un remake algo innecesario, que no molesta, pero que acaba siendo una más. Podría haber sido peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: