La galería de los corazones rotos – The Broken Hearts Gallery – Crítica – Una fresca y simpática comedia romántica que no llega a ser redonda

Quizás no os diga nada el nombre de Geraldine Viswanathan, pero se trata de una estupenda actriz vista en comedias como la muy recomendable #Sexpact (Blockers) o la rocambolesca El paquete. El hecho de que sea la protagonista de esta comedia y de que las críticas cosechadas hayan resultado ser bastante positivas, me convenció para aventurarme en ella. Una vez vista, puedo confirmar que estamos ante una película simpática que merece la pena, pero que no llega a ser redonda por algunos factores.

La directora y la guionista son la misma persona, destacando más en lo segundo que en lo primero. Tampoco se le puede exigir una dirección artesanal a un producto de estas características, siendo un debut convincente. En cuanto al guion, tiene los suficientes momentos hilarantes (casi desde el comienzo del film) para que nos demos cuenta de que estamos ante una comedia divertida, fresca y desenfadada, siendo oro puro en una avalancha de films del mismo género que siempre son lo mismo y no ofrecen nada nuevo.

El problema es que su responsable es incapaz de mantener esa frescura durante su excesivo metraje (le sobran minutos y tramas), con diálogos que a veces están muy logrados pero que otras simplemente son verborrea que requiere demasiada atención en el espectador, ya que se suceden escenas con los personajes conversando casi sin dar respiro alguno.

La historia es simpática, pero es en sus personajes donde radica la magia, ya sea por una protagonista entrañable y repleta de carisma (gracias a la labor de Viswanathan), o una serie de secundarios a cada cual más desternillante, destacando especialmente las dos amigas del personaje principal, siendo un fascinante trío con las mejores escenas de la cinta.

La trama romántica no está mal, pero quizás sea uno de los puntos más flojos de la propuesta, quizás debido a que al personaje masculino le falta algo de la garra que sí tiene ella, o porque todos sabemos cómo va a acabar la cosa de antemano. Y es que la película funciona mejor cuando apuesta por la comedia que no por el romanticismo, aunque este último tampoco molesta.

Del reparto, todos están estupendos, pero destaca una sensacional Geraldine Viswanathan, demostrando que esto de la comedia se le da de miedo, haciendo suya la película y dejando bien claro que tiene mucho futuro en el género. Espero que Hollywood tome buena nota, porque esta chica promete, y mucho.

En conclusión, estamos ante una comedia que destaca sobre otras, pero que podría haber dado más de sí con una menor duración y las cosas más claras, teniendo los suficientes elementos para merecer la pena y ser una opción más que recomendable para los fans del género. De hecho es casi imprescindible para los que adoren las comedias inteligentes y que tienen algo que contar. Una pequeña sorpresa que vuelve a demostrar lo gran actriz que es Viswanathan. Atentos a su carrera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: