The Liberator – Serie Netflix – Crítica – Un correcto drama bélico que destaca por su técnica de animación

The Libertator es una miniserie bélica de Netflix, basada en hechos reales y con un peculiar estilo animado, ya utilizado en otras propuestas, pero que no deja de llamar la atención. Sinceramente, eso es lo que más me ha atraído de esta serie sobre el conflicto de la Segunda Guerra Mundial (que siempre da para grandes historias), siendo un elemento que estoy seguro que espantará a otros.

Una vez vistos sus cuatro episodios (que rondan entre los cuarenta y los cincuenta minutos, cada uno) debo reconocer que estamos ante un entretenido y correcto drama bélico, pero que si hubiese sido en imagen real, quizás no habría destacado entre la oferta de la plataforma, siendo en realidad un producto que no vas más allá.

La historia es interesante y funciona, pero tiene un problema, del cual siempre suelen adolecer este tipo de productos del género bélico, y que no es otro que el hecho de que hay un exceso de personajes, haciendo que nos perdamos cuando hay bajas o secuencias bélicas, siendo todo algo confuso. Tampoco ayuda que en cada nuevo episodio te presenten nuevos personajes, siendo una pena que se pierdan a algunos tan pronto.

Y es que al final hay un claro protagonista (podría ser Steve Rogers, también conocido como Capitán América, que no nos daríamos cuenta, ya que son muy similares), alma de la historia, y sobre el que gira toda la trama, siendo el resto meros secundarios a los que se les dedica un par de diálogos (y cuyas historias no están bien cerradas), salvo un par de excepciones.

Aunque el argumento convence, realmente no es nada que no hayamos visto antes en producciones de la misma índole, con algunos momentos un tanto surrealistas (en especial por parte del bando nazi) y con unos episodios mejores que otros, siendo éstos el primero y el cuarto, con un desenlace a la altura de las circunstancias y con momentos emotivos y logrados que dejan la sensación de estar ante una experiencia que ha merecido la pena, pero que tampoco revoluciona el género.

En cuanto a la técnica animada utilizada, sí, es lo más llamativo, pero enseguida te acostumbras, olvidando por completo que estamos ante un producto animado. Al final cabe preguntarse si el hecho de haber apostado por esa opción aporta realmente algo al conjunto, pareciendo más un elemento para ahorrar costes, recordando algunas escenas a cinemáticas de videojuegos. Me da la sensación de que en imagen real la cosa no habría lucido tan bien pero tampoco voy a restar méritos a sus responsables.

Destacar también el inspirado reparto, todos ellos convincentes en sus interpretaciones, no perdiéndose su trabajo tras los trazos del dibujo, en un trabajo artesanal que transmite todo a la perfección, así como una banda sonora que está a la altura de las circunstancias.

En conclusión, estamos ante una serie más que recomendable para los amantes del género bélico, pero que no ofrece nada nuevo y se queda en una más, siendo una producción con grandes momentos y personajes, pero que sin dicha técnica animada quizás no habría llamado tanto la atención, al menos para quien esto escribe. Correcta, que no es poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: