MasterChef Celebrity 5 – Programa 8 – Lucía Dominguín es la expulsada, de nuevo

Aquí seguimos, una semana más, concretamente en el octavo programa. El mismo comenzó con la famosa prueba del robo de cesta, que quizás tenga algo de gracia y emoción cuando hay tensiones entre los concursantes, brillando todo eso por su ausencia este año, donde los concursantes se llevan estupendamente, por mucho que hagan el teatro.

Los más despiadados fueron Celia Villalobos (que le quitó casi todo a La Terremoto, más que nada porque no la traga, por mucho que lo intente disimular…. ya sabéis, políticos), Josie (ojo a su mención a Winona Ryder) o Flo, que fue a por todas, consciente de que esto es un show. Por cierto, todos robaron a Gonzalo Miró, hasta el punto de que se quedó sin cocinar, aunque tampoco se le vio llorar. Quizás cierto pin de la inmunidad tenga algo que ver.

Como invitado especial tuvimos a Santiago Segura, personaje que antes me gustaba pero que actualmente no me entra demasiado bien, en especial si se sigue su actividad en redes sociales, porque tiene una mala baba… Pero no estamos aquí para hablar de la verdadera cara de los invitados, así que mejor prosigamos. La gracia del regreso del actor y director estuvo en su ancestral rifirrafe con su amigo Flo.

También vinieron de visita Jesús Vidal (ganador del Goya revelación por Campeones) y El Langui, presentando su nuevo programa. Los dos caen bien, por lo que bienvenidos sean, aunque su intervención fue fugaz, siendo más una visita promocional que otra cosa. Una pena. Los mejores de la prueba fueron La Terremoto (en la cual se aprecia una evolución, las cosas como son) y Nicolás Coronado, que presentó el mejor plato de la prueba, siendo finalmente este último el vencedor de la misma.

La prueba de exteriores fue en Asturias, en la habitual promoción turística. De nuevo, nada que objetar. Los capitanes (los dos mejores de la anterior prueba) debían elegir entre sus compañeros, los cuales contaban con minutos a restar que habían obtenido anteriormente al azar. Es decir, dependiendo de a quién escogiesen, perderían minutos para la prueba. Una bobada que apenas tuvo repercusión en la prueba.

En lo que respecta a la prueba por equipos, destacar el mal cocinado de casi todos y la mala gestión de los capitanes, hasta el punto de que los jueces Jordi y Pepe se tuvieron que poner las chaquetillas (jamás vais a ver a Samantha en esa tesitura) y relevar a los mismos.

En otro orden de cosas, Lucía Dominguín y Celia Villalobos no paraban de discutir, más que nada porque una tiene carácter y la otra es insufrible. ¿O quizás ambos elementos se junten en la misma persona? Quién sabe… El caso es que la ex-diputada es demasiado conflictiva e insufrible, aunque al menos no nos canta como la soprano. Por último, recalcar el regreso del gran Saúl Craviotto (el cual también tuvo que entrar en cocinas para ayudar), ganador de la segunda edición de MasterChef Celebrity, cuando esto tenía algún sentido.

De las valoraciones, destacar la dureza de Jordi Cruz con Nicolás Coronado por hacer una broma. Quizás no era el momento, pero tampoco se puede negar que, por mucho que me encante el cómico, son mucho más permisivos con Flo, que hace lo que le da la gana. ¿Unos pueden hacer bromas y otros no? No estoy de acuerdo.

Obviamente, a la prueba de eliminación fueron todos. Les presentaron cajas misteriosas, con productos de color negro. Cómo no, le dijeron a Gonzalo si se quitaba el pin, y por fin lo hizo, aunque de forma bastante absurda, ya que contra tantos contrincantes hubiese sido mejor guardarlo para posteriores cocinados. Pura estadística. Quizás estaba hasta las narices del dichoso pin y de las coñas de sus compañeros y jueces. Quién sabe.

Como invitada vino la finalista de MasterChef 7, Teresa, una persona a la que cuesta encontrarle el punto, debido a su carácter excéntrico. Quizás sea debido a su peculiar personalidad por lo que la llamen tanto.

En otro orden de cosas, La Terremoto tuvo el mejor plato de la noche. Le destacaron su impresionante evolución. Tiene pinta de finalista, pero después de la expulsión del antaño favorito Juan José Ballesta, ya no me mojo. El otro que destacaron fue Nicolás, que es uno que empezó muy bien, luego perdió algo de gas y ahora vuelve a repuntar. También apunta maneras para el desenlace de la edición.

Y la expulsión se decidió entre Celia, Raquel Meroño y Lucía Dominguín. Hubiese estado genial despedir ya a la ex-diputada, porque ya cansa, pero no, la expulsada fue la repescada de la semana pasada, es decir Lucía, cuyo nuevo recorrido ha sido bien corto. Suele ocurrir con los repescados. Curioso. Y hasta aquí el programa de esta semana. Nos leemos la que viene, no sin antes agradecer vuestro tiempo a la hora de leer mis reviews. Gracias de corazón y cuidaos mucho.

4 comentarios sobre “MasterChef Celebrity 5 – Programa 8 – Lucía Dominguín es la expulsada, de nuevo

Agrega el tuyo

  1. Acabo de descubrir hoy tu blog. Coincido con la reseña que has hecho del último programa de Masterchef. En cuanto a Gonzalo y su pin yo me inclino a pensar que estaba harto de que se lo estuviesen restregando por la cara en todos los programas y ha decidido zanjar la cosa de raíz. ¿Lo queréis? Pues os lo devuelvo. El año pasado pasó lo mismo con José Mari donde se convirtió en una excusa para que Jordi le estuviese echando en cara cada programaque no se esforzaba.

    Por cierto, que lo del robo de cestas yo lo devolvería a como era antes de Masterchef 8. Robando ingredientes de una sola cesta. ¿Qué sentido tiene que en un programa de cocina te quedes sin cocinar o cocinando sólo con uno o dos ingredientes?

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola!
    De nuevo coincido completamente con lo que dices.
    Me parece espantoso que todo el tiempo se metieran con Gonzalo por el pin , me parece muy injusto que le robaran todo, pues es una oportunidad menos para aprender. Y es muy molesto que si tiene el pin se le crítica y si lo devuelve también.

    A mí me gustaba más el robo de otras ediciones , porque si bien podían dejarte con alimentos que no encajaran bien, al menos se veía que se esforzaban más por sacar un buen plato.

    Este año estoy muy asombrada con los jueces, pues se están pasando de permisivos (En el celebrity 4 , que ya se empezaba a ver más cachondeo que cocina, no se guardaban nada y Jordi varias veces se puso furioso con Vicky Berrocal y con algunos otros, y por mucho menos de lo que ahora hacen )

    Creo que lo único que ha hecho que el rating suba, es por la pandemia, porque sinceramente en está temporada hay poca cocina y todo muy orquestado (predecible)

    Saludos! Y esperando tu reseña del martes!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: