La divertidísima casa de la tía Donna – Aunty Donna’s Big Ol’ House of Fun – Serie Netflix – Crítica – Una de las series más locas e inclasificables de los últimos tiempos

Desconocía las andanzas de este trío cómico, acercándome a su serie (made in Australia) para Netflix por mera curiosidad, atraído quizás por el material promocional… Qué demonios, que no sabría explicarlo. ¿Quizás me han hipnotizado? Y es que me he encontrado con una de las chorradas más grandes de los últimos tiempos, siendo seis episodios de apenas veinte minutos cada uno, donde los tres cómicos hacen el idiota hasta límites insospechados, siendo una de las cosas más bizarras que he visto en mi vida. Y mira que he visto cada cosa…

Debo reconocer que me ha sido imposible no caer hechizado ante las bobadas de sus personajes, con un humor que oscila entre lo absurdo o lo inclasificable, en un cóctel no apto para todos los gustos y en el que todo vale. Quizás me han cogido en un buen momento, quién sabe, pero es una de esas propuestas que jamás me atrevería a recomendar a nadie, mejor guardármela para mí mismo. Y es que todavía no sé muy bien qué he visto.

Los tres cómicos están geniales, todos en la misma honda y ofreciendo un despliegue de caracterizaciones a cada cual más rocambolesca, ya que se ve que se han quedado sin presupuesto, más que nada porque ellos mismos se encargan de interpretar también a los personajes secundarios. Eso sí, hay apariciones especiales, curiosamente un par del elenco de la estupenda serie The Boys.

No obstante, no todos los gags están acertados, siendo algunos totalmente infumables y fallidos, como si sólo hiciesen gracia al trío en discordia (ellos han escrito el guion), aunque hay que recalcar que hay canciones memorables (algunos episodios comienzan con una).

Lo que es seguro es que es imposible que esta serie te deje indiferente si te arriesgas con ella, pero no seré yo el que te invite a hacerlo, entre otras cosas porque no quiero represalias de ningún tipo. No es ninguna maravilla y hay no pocos momentos que hacen arquear la ceja, pero no se le puede negar su frescura e hilaridad a la hora de abordar los episodios. Y, solamente por eso, debo admitir que merece la pena la experiencia, aunque seguramente necesite terapia durante algún tiempo. Una de las series más locas, extrañas e inclasificables de los últimos años. Avisados estáis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: