Sentimental – Crítica – Un magnífico reparto en una hilarante sátira sobre los vecinos y las relaciones

Sin hacer mucho ruido ha llegado a los cines lo nuevo de Cesc Gay, responsable de las interesantes Krámpack o Truman, esta última ganadora del Goya a la mejor película. Ahora nos propone un peculiar encuentro social entre unos vecinos (en una adaptación de una obra de teatro propia), en clave de comedia, y con un reparto de lujo.

Tenía curiosidad en la propuesta, ya sea por la temática (similar a otra gran comedia, como es Perfectos Desconocidos) o por el mencionado elenco de actores, los cuales no suelen decepcionar, aunque debo confesar que desconocía el trabajo de Sicialliani, siendo una gran sorpresa. Las favorables críticas también han tenido que ver lo suyo. Finalmente, me he encontrado con una estupenda comedia, la cual ha superado mis expectativas, dejándome una deliciosa sensación, debido a que todos los elementos casan en un conjunto que combina muy bien la comedia de situación con la sátira más mordaz.

La dirección de Cesc Gay funciona, en especial gracias a la breve duración (apenas ochenta minutos, los cuales se pasan volando), en un trabajo intimista, donde todo sucede en un mismo espacio, siendo una película que no tiene pausas, en una extensa conversación entre los cuatro protagonistas en la que jamás hay lugar para el aburrimiento. Las carcajadas están aseguradas, y eso es oro puro en los tiempos que corren, donde las comedias ya no son lo que eran.

Eso es gracias al ingenioso guion, con unos diálogos tan hilarantes como mordaces, la mayoría cargados de mala baba (en especial por parte del personaje de Cámara, maravilloso, como siempre) y donde no se renuncia a buscar la complicidad y la cercanía con todo tipo de público, en una comedia accesible para todos.

Por supuesto, también hay lugar para la reflexión, sobre todo en los últimos minutos de la cinta, siendo una producción redonda que hará las delicias de los espectadores deseosos de una buena función que les arranque unas risas, con una comedia de esas que dejan un buen poso.

La vedad es que es una pena que se haya estrenado en estos momentos tan horribles para el cine (es decir, la terrible pandemia), ya que en otras circunstancias habría llamado mucho más la atención, haciendo grandes números de taquilla. De eso estoy seguro. Y es que este es el cine por el que debemos apostar en este país, también denominado buena comedia. Quizás el problema es que, como ya he indicado, no era el momento.

En el reparto tenemos a Javier Cámara, Griselda Sicialliani, Belén Cuesta y Alberto San Juan, y la verdad es que soy incapaz de discernir quién está mejor de todos ellos, ya que los cuatro ofrecen actuaciones impecables, con unos personajes que son auténticos caramelos que los entregados y agradecidos intérpretes saborean sin desaprovechar lo bien escritos que están. No me extrañaría en absoluto que los cuatro fuesen nominados. Es más, me parecería una injusticia que se les ignorase.

En conclusión, estamos ante el mejor trabajo de Gay, el cual no será recompensado con ningún premio, al contrario que la correcta Truman, pero que supone un entretenimiento más que recomendable, con unos sensacionales intérpretes que ya justifican de por sí el visionado. Una grata sorpresa y una de las mejores películas del año. Una delicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: