Sangre de Zeus – Blood of Zeus – Serie Netflix – Crítica – El estudio de Castlevania ofrece otra violenta y épica aventura

Casi por sorpresa (es decir, casi sin promoción porque la plataforma no confía demasiado en su nueva propuesta, como sucede últimamente con la mayoría de sus productos), nos llega a Netflix la serie del mismo estudio de Castlevania, adaptación del popular videojuego, la cual tuvo una estupenda primera temporada pero dos últimas que no estuvieron a la altura de las circunstancias, en especial la tercera.

No obstante, me he acercado a esta nueva propuesta sin prejuicios de ningún tipo, cosechando críticas bastante entusiastas, en una serie sobre la mitología griega, con viejos conocidos y donde se nos propone una violenta y épica aventura con una historia algo trillada.

Y es que no se puede negar que la originalidad de la trama brilla por su ausencia, en una historia que ya hemos visto todos en demasiadas ocasiones, con no pocas similitudes con productos anteriores que abordaban la misma premisa, dejando la sensación de que estamos ante un producto entretenido pero que no va más allá.

Tampoco ayuda que constantemente se recurra a interminables flashblacks para explicarnos el origen de ciertos personajes, ralentizando el devenir de los acontecimientos presentes, ya que no hay episodio en el que no se nos cuente algún hecho del pasado. Ya en el ecuador de la producción, todo coge unos tintes telenovelescos, que quizás no eran necesarios, en un conjunto que cumple su función pero que no innova ni sorprende en absolutamente nada.

El personaje protagonista es demasiado insustancial, faltándole mucha garra (al contrario que los protagonistas de Castlevania), siendo ampliamente superado por los secundarios, en especial por su interesante villano. Deberían haber revisado este punto, ya que no hay nada peor que un protagonista soso.

Respecto a la animación, se nota que es el mismo estudio de la mencionada serie con vampiros, siendo un trabajo más que correcto y cumplidor, con unas elaboradas secuencias de acción, así como un uso de la violencia que satisfará a los que buscan productos de animación más adultos.

Mención especial a su estupenda banda sonora, siendo quizás lo que mejor funciona en la serie, con unas partituras que dotan todavía más de ese aire épico que la producción reclama a cada minuto. Sensacional.

Al final estamos ante ocho episodios que se dejan ver, pero que dejan la agridulce sensación de que podría haber habido un mayor esfuerzo en la historia, quizás el punto más endeble de la serie. Sirve para pasar el rato, y se agradecen propuestas de este tipo, pero no es la maravilla que los críticos están diciendo de ella. Correcta, que no es poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: