Host – Crítica – Una breve y efectiva cinta de terror que sabe lo que quiere

Muy aplaudida en el reciente Festival de Sitges 2020, Host es una cinta de terror exclusiva de Shudder (plataforma del género de terror), de apenas una hora de duración y que se ha rodado durante la cuarentena. Quizás demasiados se han aventurado a afirmar que estamos ante un clásico instantáneo o la mejor cinta de terror del año (esto último nada complicado, las cosas como son), pero no se puede negar que estamos ante una efectiva propuesta perfecta para la noche de Halloween o simplemente para pasar miedo.

Con el terrible coronavirus como telón de fondo, uno pronto se olvida de la pandemia en cuanto comienza todo a desmadrarse. Y es que la película nos propone una sesión de espiritismo vía Zoom (ojo al marketing al popular programa), entre unas amigas que buscan pasárselo bien. Obviamente, algo no saldrá como esperaban, enfadando a quien no toca. Un clásico. Las similitudes con la saga Eliminado/Unfriended (por cierto, la segunda muy superior a la primera) no son pocas, siendo productos muy parecidos, aunque en el caso de Unfriended la sesión era con el obsoleto Skype. Cómo cambian los tiempos.

Sin embargo, y a pesar de haber llegado muchos años después, Host gana por goleada (al menos en lo que respecta a la primera parte de aquélla, que es con la que guarda más parecidos), al tener muy claras sus intenciones y durar menos de una hora, sin necesidad de incluir relleno innecesario o personajes de más (aunque hay uno en concreto que aporta poco o nada… cosas que pasan).

Y es que los responsables de la cinta van directamente al meollo de la cuestión una vez se han presentado los personajes principales, estallando todo en el ecuador de la propuesta, con una media hora final tan tensa como terrorífica, y con momentos verdaderamente inquietantes.

La verdad es que es sorprendente que hayan tomado la sabia decisión de ajustar el metraje de esa forma, ya que si hubiesen añadido minutos de más les habría quedado una película más atractiva para el gran público, ya que estoy seguro que por el hecho de durar menos, muchos no se la tomarán en serio, cuando otros productos deberían tomar nota de cómo se hacen las cosas.

Jamás hay lugar para el aburrimiento, y cuando se pone toda la carne en el asador, ya no hay pausas innecesarias, pisando el acelerador hasta su conclusión, en un producto totalmente consciente de sus intenciones y que no engaña a nadie, siendo mucho mejor de lo esperado y una pequeña sorpresa.

En lo que respecta al reparto, todo repleto de actrices desconocidas, cumple con creces y te las crees, dándote la sensación de realismo, como si fueses cómplice y un invitado más en su sesión de Zoom. Con actrices con menos credibilidad quizás la cosa no hubiese funcionado de la misma forma.

En conclusión, una muy buena opción para Halloween, que supera a su hermana mayor y que cumple con creces con sus objetivos, que no son otros que entretener y asustar. Eso sí, tampoco es una revolución del género, aunque comprendo el entusiasmo, más que nada porque dudo que nadie esperase una propuesta tan satisfactoria y recomendable de una producción de apenas una hora y rodada durante la cuarentena. Curioso lo que se puede lograr con tan poco. Espero tomen nota las personas pertinentes. A disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: