The Owners – Festival de Sitges – Crítica – Una mediocre cinta que ya hemos visto todos

No tenía intención alguna de acercarme a este thriller de terror (al menos así es como lo han vendido, aunque ya os adelanto que no da nada de miedo), ni tan siquiera por ver a Maisie Wlliams (Arya Stark para los amigos) protagonizándola, y a pesar de su, a priori, atractiva (aunque tampoco nada original) propuesta. Y es que todos ya hemos visto la típica película de delincuentes de poca monta que asaltan una casa, en la cual se giran las tornas, en este caso por una pareja de extraños ancianos. Finalmente me he decidido a darle una oportunidad, dejando mis prejuicios a un lado y esperando encontrarme con un producto mínimamente decente.

Una vez vista, puedo confirmar que no hay lugar para las sorpresas, siendo una más (al no ofrecer nada novedoso) y tan mala como parece. El por qué la actriz ha aceptado aparecer en este bodrio es uno de esos misterios que quizás jamás tengan respuesta, pero es lo más llamativo del film y la razón por la que muchos se acercarán a verla, siendo puro marketing, ya que con una protagonista desconocida se estaría hablando mucho menos de ella, aunque ya se habla bien poco de por sí.

La dirección de la película quizás se salve de la quema, al tener un par de planos interesantes, pero tampoco nada relevante. Es cierto que va directamente al meollo de la cuestión desde el minuto uno, pero no sabe aprovechar ese prometedor arranque, al diluirse la trama en su ajustada hora y media, ofreciendo el anunciado y predecible giro después de la mitad, y dejando la sensación de que ya es demasiado tarde para remontar, por mucho que se pretenda.

Y es que la premisa no es nada original, siendo muy similar a otros productos recientes y muy superiores, con unos personajes con los que es imposible empatizar (hay uno que directamente es insufrible, y me refiero al típico idiota del grupo) y por lo que nos preocupamos menos que nada, en un conjunto que jamás llega a transmitir ni tensión, ni terror, ni emoción ni nada, siendo directamente un subproducto olvidable.

Nada que reprocharle al convincente reparto, en especial a la tétrica pareja de ancianos y a una entregada Maisie Williams, demostrando que hay vida más allá de Juego de Tronos. Eso sí, cuesta asimilar verla en un producto tan deficiente, no estando el mismo a la altura de su talento. Espero que no acabe siendo otro ejemplo de actriz prometedora a la que no ofrecen buenos proyectos y acaba relegada al olvido, porque no se lo merecería. El tiempo dirá.

En conclusión, estamos ante una mediocridad del montón, sin nada nuevo que ofrecer y que será olvidada más pronto que tarde, desaprovechando a su más que correcto reparto, en especial a una Williams que espero que tenga mejor ojo en futuras ocasiones. Prescindible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: