Gracias a ti – All Because of You – Pasal Kau – Película Netflix – Crítica – Una bochornosa comedia sin gracia que peca de ridícula

No le suelo decir que no a las producciones asiáticas de Netflix, al menos en lo que respecta al cine (porque las series tienen una pinta que…). Es por ello que me he atrevido con esta nueva propuesta, cuyo tráiler ya hacía presagiar que sería una bobada de proporciones bíblicas. Y mira, en eso no ha decepcionado, ya que lo es, no engañando a nadie al ser un producto muy deficiente, cuya base es el clásico pedo, caca, culo, pis, y que es digna de unos espectadores de preescolar, pero que hará perder el tiempo al resto de los mortales. Como ya he dicho, tampoco me puedo quejar de sentirme estafado…

Poco se puede resaltar de la dirección, siendo bastante plana y perezosa, hasta el punto de mostrar unas mediocres coreografías de combate (ya que estamos ante una comedia de acción) y de utilizar dibujos animados (también mediocres y dignos de una tarde entre amigos) para plasmar el clímax final. Me pinchan y no sangro.

Este recurso es usado en un momento del film y no queda mal, ya que es con fines cómicos (aunque tampoco se logre ese objetivo), pero poner animaciones en la pelea final, cuando no se ha hecho en ninguna otra pelea es de tenerlos bien puestos. Quizás se les acabó el presupuesto, quién sabe. Mención especial a la participación de uno de los actores de The Raid (Redada Asesina), al cual desaprovechan sin rubor alguno para hacer una broma sobre sus dotes en las artes marciales. Y ya está, no hace nada más. Ni pizca de gracia, oiga.

La película tarda mucho en arrancar, y no es hasta el ecuador de la cinta cuando la trama da un giro de 180 grados y cambia al género de acción, en una especie de Die Hard (Jungla de Cristal) que no se sabe aprovechar, siendo finalmente dos películas en una en un extraño cóctel que es mejor olvidar cuanto antes. No sé qué iluminado ha hecho el guion, pero no se ha esforzado demasiado… sin olvidar que la película dura apenas cien minutos, pero le sobran veinte, haciéndose muy pesada.

Por otro lado, no hay quien se crea la trama romántica, y no porque al menos pretenda ser algo original, ya que es la chica la que está enamorada del protagonista y no al revés, sino más bien porque no hay quién se crea que una persona con dos dedos de frente (como nos presentan al personaje femenino, aunque también es cierto que la mujer vuelve a ser reflejada en una comedia como la única con sentido común…) quede prendada por un tipo tan lamentable, soso y estúpido. No cuela. Y es que estamos ante el personaje más lamentable de la cinta, que ya es decir.

Junto a la pareja, una serie de secundarios a cada cual más exagerado y bobalicón, quizás por eso caigan un poco más en gracia y se les tenga un poco de simpatía, no molestando en exceso, aunque todos ellos coqueteen con la parodia a cada minuto, porque es a lo que juega la propuesta en todo momento. Que nadie se lleve las manos a la cabeza, ya que estamos ante un producto casposo y rancio que quizás hubiese funcionado hace treinta años, pero que hoy en día no tiene cabida. Y sí, me refiero al estereotipo del personaje homosexual, por poner sólo un ejemplo (que hay muchos más…).

El humor jamás funciona, aunque lo intente a la desesperada, habiendo un par de instantes que casi lo logran, pero ni por esas. Desde luego le falta mala baba al conjunto, ya que no habría estado de más que hubiesen sido un poco más políticamente incorrectos, más que nada porque, si van a ser tan ofensivos con según qué temas (aunque sea de forma inconsciente porque sus responsables no se han enterado de en qué siglo estamos), al menos que tiren la casa por la ventana y se desmelenen, pero no, mejor optar por un humor de guardería.

Y el reparto… pues lo esperado en un producto de estas características, haciendo gala todos ellos de una sobreactuación que no sabes si aplaudir por la entrega y el esfuerzo en caricaturizar a sus personajes por exigencias del guion o simplemente no horrorizarte por sus interpretaciones porque ya estás inmunizado y familiarizado con productos similares. Lo dicho, al menos lo intentan. Que alguien les dé un refresco y un diploma, por favor.

En conclusión, estamos ante una comedia que es tan mala como parece, donde nada funciona y que pretende ser original y graciosa, pero que no es ni una cosa ni la otra. Creo que Netflix debería empezar a poner un filtro ante este tipo de producciones, porque le está quedando un estercolero que ríete tú de la sección Z de los videoclubs de antaño. Ridícula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: