Memorias de Idhún – Serie Netflix – Crítica – Una fallida serie de fantasía hundida por su mediocre doblaje

Lo confieso: no he leído ninguna de las novelas de la escritora Laura Gallego y no tenía ninguna intención de ver esta serie de animación, cortesía de Netflix. Si me he enterado de su existencia y me he acercado a ella ha sido por la polémica del doblaje, que ha sido tendencias durante muchos meses, ya que los primeros adelantos eran bochornosos, donde casi todas (la excepción es la actriz de doblaje Michelle Jenner) las voces dejaban con la boca abierta, más que nada por lo espantoso de las mismas. Diría que parecido a un doblaje hecho por fans, pero creo que en ese caso hubiesen estado más acertados.

La clave es el nombre de los no profesionales del doblaje, actores salidos de populares series juveniles (como Élite, de la que no puedo decir nada al respecto, más que nada porque no he tenido la “suerte” de verla), contratados con el único fin de atraer a jóvenes incautos. Yo sigo sin verle el sentido, ya que si bien es cierto que han captado la atención de ciertos espectadores, como es mi caso, mucho me temo que se les va a acabar el invento antes de lo esperado.

Y sí, hay un plan B, ya que se puede visionar la serie en inglés, pero llamadme atrevido, loco o directamente kamikaze, ya que he decidido visionar la serie doblada al castellano, poniendo en riesgo mis oídos para poder relataros el horror absoluto de primera mano. Y es que no podía dejar pasar una oportunidad semejante. Es como cuando te dicen que no mires algo y lo haces. El morbo ha ganado la partida.

Pues bien, una vez vista debo confesar que no es una serie para mí (de nuevo, no me veréis viendo Élite… ese tren ya pasó, y mucho mejor), ya que se nota a qué público está dirigida y no puede decirse que engañe a nadie. La verdad es que no tenía altas expectativas, por lo que no me ha supuesto ninguna sorpresa encontrarme con una serie tan insustancial, que no atrapa en ningún momento y cuyo doblaje sólo hace que lastrar todavía más el conjunto, siendo una producción a la que no le auguro un gran recorrido.

La animación no impresiona ni es digna de mención, pero tampoco es la mediocridad que he estado leyendo por ahí. Cuánto hater hay suelto. Pero claro, si alguien tiene problemas con este apartado, que no se preocupe, que el doblaje lo eclipsa absolutamente todo, con unas voces impostadas y apagadas (hay un personaje que clama al cielo), como si hubiesen estado obligados a participar a punta de pistola, y con menos gracia que un bocadillo de lechuga. De verdad, que no sé cuánto les han pagado (exceptuando a Jenner y a otro que sí es doblador, porque le he escuchado en otros proyectos), pero deberían llevarlos ante los tribunales por daños y perjuicios.

Y es que ésta debería ser la prueba definitiva (y no una prueba más, que no sé cuántas más quieren) de que jamás, repito, jamás, debería ficharse a actores sin experiencia en el doblaje para este tipo de trabajos. No molesta si contratan al famosete o cómico de turno para un personaje secundario que apenas diga dos frases, pero para los personajes principales nunca se tendría que consentir algo así, porque se carga por completo la serie (o película, que también hay cada caso…).

Pero en fin, esto es una crítica de la serie, y no un alegato contra este tipo de decisiones, aunque a Netflix se le debería caer la cara de vergüenza (todavía no han pedido perdón… deberían), y más teniendo en cuenta que la propia autora de las novelas ha renegado de este doblaje. Ahí es nada.

Lo dicho, la serie. Pues floja. No conozco el material original y no sé hasta qué punto han sido fieles al mismo (aunque me consta que la escritora ha participado en los guiones), pero estamos ante una fantasía sosa, insípida y que no aporta absolutamente nada al género.

El primer episodio ya nos confirma por dónde van a ir las cosas ya que, si bien es cierto que no se tarda nada en ir al meollo de la cuestión, la presentación de personajes es paupérrima, no teniendo carisma alguno, en una trama tan confusa como carente de garra, y a la que asistimos desganados, ya que nada de lo que se nos está contando interesa realmente.

Desconozco si un mejor doblaje hubiese mejorado la cosa, pero dudo que hubiese arreglado un guion tan pobre, siendo finalmente una serie sólo apta para fans de las novelas (que entiendo que tendrán curiosidad, pero quizás salgan decepcionados) y a la que es imposible acceder si no se han leído las mismas. Deberían haber revisado ese punto, la verdad. Una fallida fantasía que me da que solamente será recordada por la polémica del doblaje. Quizás ése fue el plan de Netflix desde el principio. El tiempo dirá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: