The Boys – Temporada 2 – Crítica – Una sensacional y superior temporada que mantiene intacto el espíritu de la anterior

Cada año aterrizan infinidad de series, con grandes campañas publicitarias a sus espaldas, y con la promesa de que vamos a ver algo diferente, fresco y que se sale de lo establecido. Lamentablemente, luego todo se queda en un humo, ya que cuesta encontrar series que realmente cumplan lo pactado con su material promocional y con las expectativas que generan.

Afortunadamente, no fue el caso de la primera temporada de The Boys, adaptación del popular cómic de Garth Ennis y que, después de su estupendo tráiler (al ritmo de las Spice Girls) nos obsequió con lo prometido, siendo un producto tan violento como desenfadado, y que si algún pero se le podía encontrar es que a veces se tomaba demasiado en serio a sí mismo, pero poco más.

Obviamente todas las miradas estaban puestas en su esperada siguiente entrega, y la verdad es que no han decepcionado en absoluto, ya que ofrecen exactamente lo mismo, lo que para un servidor es motivo de alegría, ya que no siempre se sabe mantener el nivel y la esencia de las primeras temporadas, que suelen ser las mejores. Pues bien, no es el caso.

En esta nueva temporada volvemos a asistir a un cóctel de vísceras, litros de sangre, acción a raudales, superhéroes maníacos (en un claro bofetón a lo que estamos acostumbrados a ver hoy en día), crítica social disfrazada con cinismo (adoro ese ataque al feminismo usado como promoción) y una mala baba que pocas series se atreven a plasmar. Una delicia.

No podemos obviar la realización de los episodios, más que cuidada, notándose el generoso presupuesto en unos efectos especiales que jamás desentonan, ofreciendo grandes dosis de acción, en un conjunto rabiosamente entretenido y donde jamás hay lugar para el aburrimiento.

Los personajes siguen siendo estupendos (ojo a ese imposible equipo de héroes en la sombra), aunque vuelven a destacar sus dos grandes protagonistas, como son El carnicero / Butcher, con un Karl Urban consciente del producto en el que está y pasándoselo en grande, o el que es el mejor personaje de la serie y uno de los mejores villanos de los últimos años, que no es otro que Patriota / Homelander, con un excelente Antony Starr, el cual se merece todos los premios habidos y por haber, además de ser un robaescenas de cuidado. Cada aparición suya es única, captando siempre toda nuestra atención.

Mención especial a las nuevas incorporaciones, más que acertadas, destacando a una inquietante Aya Cash como Stormfront o al siempre bienvenido Giancarlo Esposito el cual ofrece intensidad y elegancia a sus pocas escenas (hubiese estado genial más minutos), aunque prácticamente repite su rol en Breaking Bad, pero nada que reprochar al respecto.

En conclusión, estamos ante una segunda temporada que no sólo está al nivel de la primera, sino que lo supera con creces, siendo un enorme logro y dejando con ganas de más (menudo final tiene). Esperando su ya confirmada tercera temporada, en la que puede acabar siendo una de las grandes series de los últimos años (ya es de las mejores de la actualidad), gracias a su humor ácido y su incorrección política. Imprescindible, y más en los tiempos que corren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: