Hoops – Serie Netflix – Crítica – Una hilarante y políticamente incorrecta propuesta de animación para adultos

Hoops-Netflix

Sin hacer nada de ruido, nos llega esta nueva serie de animación para adultos a Netflix. Yo me enteré de casualidad, revisando su catálogo de próximos estrenos, y sólo con ver su peculiar póster (el de arriba, para ser exactos), supe que había encontrado oro puro.

Y es que las series de animación para adultos están viviendo un auge gracias a propuestas como la infravalorada y desternillante Big Mouth (muy superior a otras series más aplaudidas), Rick y Morty (estupenda producción, aunque tampoco es el Santo Grial, como aseguran algunos de sus fans más acérrimos), la bestial Paradise Police (seguramente la más incorrecta de todas) o la sobrevalorada serie BoJack Horseman.

Pues bien, cada vez que aterriza una nueva serie de este estilo, me aventuro sin pensármelo dos veces, y es lo que ha sucedido con la propuesta que nos ocupa, ya que ni tan siquiera he visto un mísero tráiler, dejándome llevar como una hoja por el viento. Lo sé, el porrazo podría haber sido legendario.

1_nwNBQo3pgMc5wmEIdMSKeg

Curiosamente, las críticas no han sido nada piadosas con ella, dejándola como una serie prescindible y olvidable. Lo de curioso es porque los críticos suelen ensalzar este tipo de productos, pero no ha sido el caso.

Afortunadamente, y aunque no estamos ante ninguna maravilla ni ante una serie que pretenda revolucionar el género, sí nos topamos con una comedia tan hilarante como políticamente incorrecta (música celestial para mis oídos), que entretiene y ofrece un protagonista impagable.

Sí, la animación es sencilla y nada llamativa (esas cejas…), pero no es lo que se le pide a un producto de estas características, donde el guion, los personajes y, sobre todo, los gags, deben brillar por encima de todo. Como ya he indicado, no es perfecta, pero en no pocas ocasiones provoca la carcajada, y eso, en los tiempos que corren, es pedir demasiado.

Hoops_Season1_Episode8_00_10_42_20_1597755999

Y hablando de los tiempos que corren, menos mal que siguen habiendo series de este tipo, que no tienen miedo ni tapujo alguno en mofarse de según qué temas, y sorprende todavía más que Netflix lo haya permitido (una vez más), ya que últimamente están sembrados con el tema de la censura y decir que sí al rebaño, pero aquí no hay nada de eso, siendo otra propuesta de animación sin pelos en la lengua y sin límites de ningún tipo (y si los tiene, podemos disfrutar igualmente de la desfasada Paradise Police).

En cuanto a los personajes, prácticamente todos caen en gracia, con unos secundarios divertidos y bien desarrollados, y con un protagonista sensacional y desternillante que carga con el peso de la serie y que consigue que nos enganchemos a sus locuras de forma casi instantánea. Él es el alma de la serie, y cada vez que abre la boca es para sorprender o escandalizar al incauto espectador (depende de quien esté viendo la serie…).

En conclusión, estamos ante una serie que cumple su cometido a la perfección y que ofrece un personaje central que ya justifica de por sí el visionado de la misma. No es perfecta, pero dudo que lo pretenda, siendo una refrescante producción, más que recomendable si disfrutas con este tipo de animación. Y yo soy de esos. Más series gamberras, por favor. Hacen falta…

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: