Herida Abierta – Exit Wounds – Crítica – Steven Seagal en una caótica cinta de acción que podría haber dado más de sí

WAR-TW-001-A0261-P544

Corría el año 2001. La carrera del antaño héroe de acción Steven Seagal estaba más muerta que el pollo frito (lo de ahora es indescriptible…). Sin embargo, una cinta de acción de bajo presupuesto amparada por el popular productor Joel Silver y con un director que salía de otro éxito del mismo género (la olvidada Romeo debe morir, que si te dejabas los prejuicios en casa, se podía disfrutar sin demasiadas complicaciones), ofreció algo de luz al final del túnel, es decir, a la filmografía del bueno de Steven.

A pesar de ser número uno en la taquilla USA, todo fue un espejismo, siendo seguramente la última película decente del especialista en artes marciales. Y con decente no quiero decir buena. Nunca he sido un gran fan del actor (siempre me he decantado por otros compañeros de profesión como Willis, Schwarzenegger o Van Damme), pero en aquel año me decidí a visionar este producto en cines, y la verdad es que guardaba un grato recuerdo.

Después de algún revisionado posterior, he sentido la curiosidad de volver a ver esta peculiar cinta de acción, con la única intención de pasar un rato ameno y sin muchas complicaciones. No es ningún secreto que me he vuelto mucho más exigente con los años (como le sucede a todo cinéfilo que se precie), por lo que debo admitir que en esta ocasión le he visto las costuras a la película de forma alarmante. Pero vayamos por partes.

Steven-Seagal-Herida-Abierta-

El director de la cinta es Andrzej Bartkowiak, director de fotografía que debutó con Romeo debe morir y que también ofreció otros productos similares como la también entretenida (pero poco más) Nacer para morir (también con Jet Li y DMX), y cuya carrera se fue al garete por culpa de los videojuegos. Y no, no es que fuese un adicto a los mismos y aparcase su labor tras las cámaras, más bien fue debido a que es el responsable de dos bodrios monstruosos como la infame Doom (que tenía alguna escena interesante pero desaprovechaba a un actor de la talla de Dwayne Johnson) o Street Fighter: La leyenda de Chun-Li (de la que todavía me estoy recuperando y que hizo buena al “clásico” de Van Damme). Después de esos dos descalabros (en todos los sentidos), su carrera se fue a pique.

Y es una pena, porque considero que como director de cine de acción cumplía, con escenas más que interesantes (sólo hace falta ver los tráilers de las películas con Li para darse cuenta) y que ofrece, en el film que nos ocupa, una labor tras las cámaras más que correcta y con instantes dignos de mención, sobre todo en lo que se refiere a las persecuciones.

Lamentablemente, el guion (adaptación de una novela, qué ya me dirás que habrán hecho con la obra original para que salga esto…) no está a la altura de su buen hacer, ya que estamos ante un libreto confuso, caótico y repleto de personajes (donde sobran la mitad), convirtiendo a sus dos protagonistas (Seagal y DMX, para más pistas) en meros secundarios de su propia película, siendo un cóctel de difícil digestión con una trama que se cree mejor de lo que realmente es (pretende sorprender, y es más predecible que las cuatro a las tres y media), y donde se echa en falta mucha más acción, ya que se abusa de demasiado diálogo banal, así como de escenas metidas con calzador que no aportan absolutamente nada (como la charla en el bar).

Es una pena, porque la cinta tiene un arranque estupendo, con veinte minutos que parecen herederos del mejor cine de acción de los 90 (protagonista indomable, broncas de los jefes, frases lapidarias… delicioso), hasta que comienzan a aparecer infinidad de personajes que no nos importan nada y que dejan la sensación de que los dos guionistas (sí, dos) no tenían muy claras las cosas, en una historia de corrupción más que vista, donde hay instantes rescatables pero que tampoco son lo suficientemente logrados como para recomendar el visionado de esta fallida propuesta.

unnamed

En cuanto al reparto, hay multitud de rostros reconocibles por el gran público, algunos de ellos con demasiado talento como para aparecer en un producto de estas características, todo sea dicho. Seagal es obsequiado con un caramelito de personaje, y se nota un esfuerzo por intentar actuar por fin, pero lo dejaremos en eso, un intento. También tenemos al rapero DMX (dónde estará Ice Cube cuando se le necesita…) que transmite lo mismo que un ladrillo, supongo que con la intención de estar a la par y no eclipsar a su compañero Seagal. Misión cumplida, porque ya os digo yo que no fue nominado a los Oscars de ese año. Me parece que alguien no le explicó bien su función…

Y ojo, que no hay un alivio cómico, sino dos, uno que no es tan gracioso como se pretende (un Anthony Anderson haciendo el mismo papel de siempre, aunque nada que reprochar al respecto, ya que cumple como bufón en cada cosa que hace) y otro metido con calzador y como invitado especial (un Tom Arnold desplegando los histrionismos de siempre). Ambos no se encuentran hasta el final del film (espero no haberos estropeado la película), y quizás, y sólo quizás, nos regalen el momento más divertido de la cinta en los créditos finales.

En conclusión, estamos ante una cinta de acción que ya todo el mundo había olvidado, pero a la que yo le tenía cariño, confirmándose, una vez más, que a veces es mejor guardar según qué cosas en el recuerdo. Bien dirigida, mal interpretada (lo esperado viendo el póster) y con un guion que hace aguas por todos lados, si no te pones muy exigente quizás le encuentres la gracia a un vehículo para el lucimiento de un actor de cine de acción caído en desgracia y de un rapero que debería haberse quedado en el mundo de la música. Entretenida lo es, y quizás recomendable para los fans de Seagal, ya que viendo su filmografía seguramente estemos ante una de sus mejores películas. Y con eso os lo digo todo.

P.D: ¿Por qué demonios se titula así? Preguntas sin respuesta…

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: